Reflexión Pastoral 10 de Abril

MANIFESTANDO LA GLORIA DE DIOS DONDE QUIERA QUE TU VAS

Según las Escrituras, nuestra mayor preocupación es seguir buscando de Dios, para asegurar su presencia con nosotros. Dios hace su pacto de gracia con cada creyente. Este pacto está incorporado en promesas tales como, “Dios ha puesto en Cristo la iniquidad de todos nosotros.” “Jesús se convirtió en maldición por nosotros.”

Él no nos dejará ni desamparará.” Aun, Dios también asegura ciertas promesas especiales para aquellos que determinan buscarle con todo su corazón. Una de esas promesas es el pacto de la presencia de Dios. No obstante, este pacto es estrictamente condicional.

Las escrituras aclaran que, si nos atenemos a la regla de este pacto, gozaremos de increíbles bendiciones de la presencia de Dios en nuestras vidas. Y esto no se refiere tan solo a asuntos de salvación. Habla de ser tal buscador de Dios que su impresionante presencia es derramada sobre nosotros – ¡y es vista y conocida por todos! Dios reveló este pacto de su presencia a través de un profeta anónimo quien le llevó un mensaje a Elí, el sumo sacerdote de Israel. En ese tiempo, Elí estaba descarriado. El Señor le había hablado, advirtiéndole en contra de permitir pecado y compromiso.

Pero Elí ignoró todas las palabras de Dios. Y ahora, este profeta anónimo le dijo a Elí, “…Por tanto, el Señor, Dios de Israel, declara: “Ciertamente yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían delante de mí para siempre”; pero ahora el Señor declara: “Lejos esté esto de mí, porque yo honraré a los que me honran, y los que me menosprecian serán tenidos en poco.” 1º Samuel 2:30. La frase “tenidos en poco” tiene que ver con Dios quitando su presencia.

Esto no significa que una persona está maldecida, sino más bien que tendrá que caminar por el poder de su propia carne. Dios le estaba diciendo a Elí, “Mi intención fue bendecir tu casa, darte favor. Pero me has menospreciado, haciéndote suave con el pecado y permitiendo que tu lujuria me eche a un lado. ¡Ahora quitare mi presencia de ti!” Muchas personas vienen a Cristo con un gran desborde inicial de fe. Sin embargo, al pasar el tiempo su celo se gasta, y comienzan a descuidar al Señor. Menosprecian sus mandamientos y vuelven a sus viejos caminos de pecado. Mas ellos aún creen que la presencia de Dios permanece sobre ellos. ¡No – ese es un gran engaño, una mentira, una ilusión! La Biblia aclara: ¡Si tu lo dejas, él te dejará a ti! Las promesas de Dios nunca fallan. Pero algunas – como el pacto de su presencia – son absolutamente condicionales.

Requieren algo más que nuestra cooperación. Por supuesto, Dios nunca nos abandonará ni dejará de amarnos. Pero si continuamos en pecado, su presencia no estará con nosotros – y nuestras vidas no serán instrumentos de su poderosa presencia. ¡Viviremos según la carne – luchando, pataleando, sin poder ni dirección! Sólo cuando la presencia de Dios está sobre nosotros podemos contemplar, ver y comprender su gloria.

Cuando Israel estaba en el desierto, Dios manifestó su presencia a través de una nube. Esta nube fue una manifestación física del juramento de Dios de estar con su pueblo. Bajaba y cubría el tabernáculo de noche y de día. Y actuaba como su guía para cada tarea.

Cuando la nube se movía, ellos se movían, y cuando se quedaba, ellos se quedaban. El pueblo no necesitaba un comité para averiguar su dirección o futuro. Ellos ponían su confianza en la nube visible de la presencia de Dios.

Pastora María de Machuca   

Reflexión Pastoral 4 de Abril

MANIFESTANDO LA GLORIA DE DIOS DONDE QUIERA QUE TU VAS

Según las Escrituras, nuestra mayor preocupación es seguir buscando de Dios, para asegurar su presencia con nosotros. Dios hace su pacto de gracia con cada creyente.

Este pacto está incorporado en promesas tales como, “Dios ha puesto en Cristo la iniquidad de todos nosotros.” “Jesús se convirtió en maldición por nosotros.” Él no nos dejará ni desamparará.” Aun, Dios también asegura ciertas promesas especiales para aquellos que determinan buscarle con todo su corazón.

Una de esas promesas es el pacto de la presencia de Dios. No obstante, este pacto es estrictamente condicional. Las escrituras aclaran que, si nos atenemos a la regla de este pacto, gozaremos de increíbles bendiciones de la presencia de Dios en nuestras vidas. Y esto no se refiere tan solo a asuntos de salvación.

Habla de ser tal buscador de Dios que su impresionante presencia es derramada sobre nosotros – ¡y es vista y conocida por todos! Dios reveló este pacto de su presencia a través de un profeta anónimo quien le llevó un mensaje a Elí, el sumo sacerdote de Israel. En ese tiempo, Elí estaba descarriado. El Señor le había hablado, advirtiéndole en contra de permitir pecado y compromiso.

Pero Elí ignoró todas las palabras de Dios. Y ahora, este profeta anónimo le dijo a Elí, “…Por tanto, el Señor, Dios de Israel, declara: “Ciertamente yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían delante de mí para siempre”; pero ahora el Señor declara: “Lejos esté esto de mí, porque yo honraré a los que me honran, y los que me menosprecian serán tenidos en poco.” 1º Samuel 2:30. La frase “tenidos en poco” tiene que ver con Dios quitando su presencia.

Esto no significa que una persona está maldecida, sino más bien que tendrá que caminar por el poder de su propia carne. Dios le estaba diciendo a Elí, “Mi intención fue bendecir tu casa, darte favor. Pero me has menospreciado, haciéndote suave con el pecado y permitiendo que tu lujuria me eche a un lado. ¡Ahora quitare mi presencia de ti!” Muchas personas vienen a Cristo con un gran desborde inicial de fe. Sin embargo, al pasar el tiempo su celo se gasta, y comienzan a descuidar al Señor. Menosprecian sus mandamientos y vuelven a sus viejos caminos de pecado. Mas ellos aún creen que la presencia de Dios permanece sobre ellos. ¡No – ese es un gran engaño, una mentira, una ilusión! La Biblia aclara: ¡Si tu lo dejas, él te dejará a ti! Las promesas de Dios nunca fallan. Pero algunas – como el pacto de su presencia – son absolutamente condicionales.

Requieren algo más que nuestra cooperación. Por supuesto, Dios nunca nos abandonará ni dejará de amarnos. Pero si continuamos en pecado, su presencia no estará con nosotros – y nuestras vidas no serán instrumentos de su poderosa presencia. ¡Viviremos según la carne – luchando, pataleando, sin poder ni dirección! Sólo cuando la presencia de Dios está sobre nosotros podemos contemplar, ver y comprender su gloria.

Cuando Israel estaba en el desierto, Dios manifestó su presencia a través de una nube. Esta nube fue una manifestación física del juramento de Dios de estar con su pueblo. Bajaba y cubría el tabernáculo de noche y de día. Y actuaba como su guía para cada tarea. Cuando la nube se movía, ellos se movían, y cuando se quedaba, ellos se quedaban.

El pueblo no necesitaba un comité para averiguar su dirección o futuro. Ellos ponían su confianza en la nube visible de la presencia de Dios.

Pastora María de Machuca   

Reflexión Pastoral 28 de Marzo

MANIFESTANDO LA GLORIA DE DIOS DONDE QUIERA QUE TU VAS

Dios le advirtió a Jeremías que la nación entera se volvería contra él y rechazaría sus profecías. Sin embargo, Dios prometió, “…pelearán contra ti, pero no te podrán vencer, porque yo estoy contigo para salvarte y librarte… ” Jeremías  15:20. Dios estaba diciendo, “No importa si un país entero se pone en contra tuya, Jeremías.

Lo único que importa es que mi presencia está contigo. ¡Ten confianza, yo estoy contigo!” Existe una condición para conseguir y mantener la presencia de Dios en nuestras vidas. Esta condición se encuentra en 2º Crónicas 15. En el capítulo anterior, el rey Asa había dirigido los ejércitos de Judá a una gran victoria contra el ejército de un millón de hombres de Etiopía. Sin embargo, Asa testificó que fue la presencia de Dios que dispersó al enemigo: “Entonces Asa invocó al Señor su Dios, y dijo: Señor, no hay nadie más que tú para ayudar en la batalla entre el poderoso y los que no tienen fuerzas; ayúdanos, oh Señor Dios nuestro, porque en ti nos apoyamos y en tu nombre hemos venido contra esta multitud… Y el Señor derrotó a los etíopes delante de Asa…” 2º Crónicas 14:11-12.

Mientras Asa y sus ejércitos tomaban la delantera en la procesión triunfal de regreso a Jerusalén, un profeta llamada Azarías los encontró a la entrada de la ciudad con este mensaje de Dios: “Oídme, Asa y todo Judá y Benjamín: el Señor estará con vosotros mientras vosotros estéis con él. Y si le buscáis, se dejará encontrar por vosotros; pero si le abandonáis, os abandonará.

Y por muchos días Israel estuvo sin el Dios verdadero, y sin sacerdote que enseñara, y sin ley. Pero en su angustia se volvieron al Señor, Dios de Israel, y le buscaron, y él se dejó encontrar por ellos.” (15:1-4) Este es el secreto de conseguir y mantener la presencia de Dios en tu vida. El Señor le recordó a Asa, claramente, sin rodeos: “Asa, nunca olvides como conseguiste esta victoria.

Me buscaste con todo tu corazón, te volviste a mí completamente, cuando estabas en problemas – y yo te envié mi presencia. ¡Fue mi presencia que hizo huir a tus enemigos!” Ahora Azarías le estaba diciendo a Asa, “Recuerdas, ¿cómo estaba el reino antes que tomaras el poder? Todo estaba descentrado, sin ley, sin dirección, sin enseñanza recta. ¡Todos eran una ley a sí mismos, haciendo como les pareciera!” Esta es una imagen correcta de muchos hogares cristianos en la actualidad.

Todo está fuera de orden, sin autoridad, paz o descanso. Todos hacen como les place. Muchas de las tales familias se han convertido en desordenes trágicos y disfuncionales. Sin embargo, no tiene que ser así. Ningún hogar cristiano tiene que permanecer disfuncional.

Las promesas de Dios no cambian y su palabra promete, “Por el resto de tu vida – mientras continúes buscándome – yo estaré contigo. ¡Cada vez que clames a mí, siempre seré hallado por ti!” Esta no es una teología complicada. Sencillamente, si ambos, esposo y esposa – o uno de los dos – están buscando del Señor, no hay necesidad para que su hogar este agitado o “sin ley.”

Cualquiera puede tener la presencia del Señor, si él o ella sencillamente buscan de él. “…el Señor estará con vosotros mientras vosotros estéis con él….” (15:2) La palabra hebrea para “estáis” o buscar aquí es “matsa” que significa, “su presencia que viene a capacitar, a bendecir.” En resumen, este verso nos dice, “Busca al Señor con todo tu corazón, y él vendrá a ti con su presencia. ¡Ciertamente, su presencia será un poder todopoderoso que emanará de tu vida!”

Pastora María de Machuca   


Reflexión Pastoral 21 de Marzo

MANIFESTANDO LA GLORIA DE DIOS DONDE QUIERA QUE TU VAS

Las señales y milagros afectan a quienes participan. Los milagros hacen que le presten atención a la voz de Dios. Hechos 8:6 Y la gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía.

Los milagros hacen que las personas obedezcan a Dios. Romanos 15:18 Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras, con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que, desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.

Las señales exponen el pecado para arrepentimiento. Lucas 5:8 Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador. Juan 15:24 Si yo no hubiese hecho entre ellos obras que ningún otro ha hecho, no tendrían pecado; pero ahora han visto y han aborrecido a mí y a mi Padre. Las manifestaciones de poder obligan a tomar decisiones.

Los milagros afectan al testimonio a las generaciones venideras. Salmos 145:4 Generación a generación celebrará tus obras y anunciará tus poderosos hechos. Salmos 78:4 No las encubriremos a sus hijos, contando a la generación venidera las alabanzas de Jehová, y su potencia, y las maravillas que hizo.

El estableció testimonio en Jacob, y puso ley en Israel, la cual mandó a nuestros padres que la notificasen a sus hijos; para que lo sepa la generación venidera, y los hijos que nacerán; y los que se levantarán lo cuenten a sus hijos, a fin de que pongan en Dios su confianza, y no se olviden de las obras de Dios; que guarden sus mandamientos.

EL PELIGRO DE PERDER LA PRESENCIA DE DIOS Pelearon, pues, los filisteos, e Israel fue vencido, y huyeron cada cual a sus tiendas; y fue hecha muy grande mortandad, pues cayeron de Israel treinta mil hombres de a pie.” – 1º Samuel 4:10.

En esta historia Israel perdió 30.000 hombres. ¿Pero por qué sucedió eso si Dios estaba protegiendo a Israel? Fue porque la presencia de Dios no estaba en su vida. En el verso 19 vemos la palabra Ikabod que significa sin gloria, la gloria de Dios los dejó.

En este capítulo el Arca fue capturada y Dios dejó a Israel, por lo que sufrieron grandes pérdidas. Tres consecuencias de que la presencia sea quitada: Quedamos espiritualmente expuestos. No tendremos la protección o cobertura de Dios en nuestra vida.

El diablo sabe cuándo no tenemos protección. Cuando tu desobedeces a Dios, o hay pecado o iniquidad el diablo lo sabe, haciéndole un blanco fácil a sus ataques. Nos volvemos religiosos. Empezamos a hacer las cosas mecánicamente. Todo en nuestra vida permanecerá igual. Cantamos las mismas canciones. Decimos las mismas oraciones.

Pueden tener palabras bonitas pero la presencia no será manifestada. Como resultado de todo esto nos secamos espiritualmente. Morimos espiritualmente. Todo pecado es castigado con la muerte. El pecado físico, mental y espiritual nos hacen alejarnos de nuestra fuente de vida que es Jesús. Asegúrate de, cuando no sientas Su presencia, correr a ella. Si tu no has sentido Su presencia hace tiempo o te has sentido espiritualmente seco, estas son señales de alerta de que debes arrepentirse de tus pecados y buscar a Dios.

Pídele que se manifieste en tu vida. Si tú quieres protección, cobertura, y estar en el lugar al que has sido llamado a estar, tiene que estar en la atmósfera de Su presencia. Las Escrituras proveen ejemplos interminables de cómo la presencia de Dios les da poder a sus hijos para vivir para él. Y uno de los más poderosos de estos ejemplos se encuentra en la vida de Moisés.

Pastora María de Machuca   

Reflexión Pastoral 14 de Marzo

MANIFESTANDO LA GLORIA DE DIOS DONDE QUIERA QUE TU VAS

Las señales y milagros afectan a quienes participan. Los milagros hacen que le presten atención a la voz de Dios. Hechos 8:6 Y la gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía.

Los milagros hacen que las personas obedezcan a Dios. Romanos 15:18 Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras, con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que, desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.

Las señales exponen el pecado para arrepentimiento. Lucas 5:8 Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador. Juan 15:24 Si yo no hubiese hecho entre ellos obras que ningún otro ha hecho, no tendrían pecado; pero ahora han visto y han aborrecido a mí y a mi Padre. Las manifestaciones de poder obligan a tomar decisiones.

Los milagros afectan al testimonio a las generaciones venideras. Salmos 145:4 Generación a generación celebrará tus obras y anunciará tus poderosos hechos. Salmos 78:4 No las encubriremos a sus hijos, contando a la generación venidera las alabanzas de Jehová, y su potencia, y las maravillas que hizo.

El estableció testimonio en Jacob, y puso ley en Israel, la cual mandó a nuestros padres que la notificasen a sus hijos; para que lo sepa la generación venidera, y los hijos que nacerán; y los que se levantarán lo cuenten a sus hijos, a fin de que pongan en Dios su confianza, y no se olviden de las obras de Dios; que guarden sus mandamientos.

EL PELIGRO DE PERDER LA PRESENCIA DE DIOS Pelearon, pues, los filisteos, e Israel fue vencido, y huyeron cada cual a sus tiendas; y fue hecha muy grande mortandad, pues cayeron de Israel treinta mil hombres de a pie.” – 1º Samuel 4:10.

En esta historia Israel perdió 30.000 hombres. ¿Pero por qué sucedió eso si Dios estaba protegiendo a Israel? Fue porque la presencia de Dios no estaba en su vida. En el verso 19 vemos la palabra Ikabod que significa sin gloria, la gloria de Dios los dejó.

En este capítulo el Arca fue capturada y Dios dejó a Israel, por lo que sufrieron grandes pérdidas. Tres consecuencias de que la presencia sea quitada: Quedamos espiritualmente expuestos. No tendremos la protección o cobertura de Dios en nuestra vida.

El diablo sabe cuándo no tenemos protección. Cuando tu desobedeces a Dios, o hay pecado o iniquidad el diablo lo sabe, haciéndole un blanco fácil a sus ataques. Nos volvemos religiosos. Empezamos a hacer las cosas mecánicamente. Todo en nuestra vida permanecerá igual. Cantamos las mismas canciones. Decimos las mismas oraciones.

Pueden tener palabras bonitas pero la presencia no será manifestada. Como resultado de todo esto nos secamos espiritualmente. Morimos espiritualmente. Todo pecado es castigado con la muerte. El pecado físico, mental y espiritual nos hacen alejarnos de nuestra fuente de vida que es Jesús. Asegúrate de, cuando no sientas Su presencia, correr a ella. Si tu no has sentido Su presencia hace tiempo o te has sentido espiritualmente seco, estas son señales de alerta de que debes arrepentirse de tus pecados y buscar a Dios.

Pídele que se manifieste en tu vida. Si tú quieres protección, cobertura, y estar en el lugar al que has sido llamado a estar, tiene que estar en la atmósfera de Su presencia. Las Escrituras proveen ejemplos interminables de cómo la presencia de Dios les da poder a sus hijos para vivir para él. Y uno de los más poderosos de estos ejemplos se encuentra en la vida de Moisés.

Pastora María de Machuca   

Reflexión Pastoral 7 de Marzo

VASOS DE BARRO ESCOGIDOS PARA MANIFESTAR SU GLORIA

Donde quiera que vallas, anticipa que la presencia de Dios se va a manifestar. Continuamente vive con esa expectativa. Cuando estés hablando con las personas, y de repente sabes que la presencia de Dios está allí, es porque tu corazón está constantemente buscando o esperando que Su presencia se manifieste.

Cada vez que esto suceda, sométete a lo que el Espíritu Santo quiera hacer en ese instante, y un milagro se produce de inmediato. En este último capítulo seremos llevado a otro nivel de pasión y denuedo que nos empujaran a salir a ganar almas para Jesús, discipulares creyentes, y a ser un testigo que manifiestan la gloria de Dios a través de milagros, sanidades y otras maravillas.

Jesús nos promete específicamente. Marcos 16: 17Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; Las señales seguirán a los que creen, y no somos la excepción. Personas de todas las edades, razas, culturas, y estatus económico y social, están siendo transformadas en vasos que manifiestan Su gloria. LA PRESENCIA DE DIOS SE ESTÁ MANIFESTANDO EN TODAS PARTES.

Las poderosas manifestaciones de la gloria de Dios están siendo reportadas por muchos líderes y miembros de diferentes congregaciones. Las evidencias del reino de Dios en la tierra son las demostraciones sobrenaturales de su presencia.

No nos podemos limitar a conceptos, nuestro ministerio debe incluir demostraciones de lo imposible. Toda revelación que no nos conduzca a un mayor encuentro con Dios sólo sirve para hacernos más religiosos.

Mateo 9:35 Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Mateo 10:7-8 Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. Las señales y prodigios revelan la naturaleza de Dios.

Ser testigos es representar a Dios. Demostrar su carácter sobrenatural. Estas maravillas tienen un propósito redentor, conducir a un encuentro con el Dios de poder. Los milagros revelan la gloria de Dios. Juan 2:11 Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él. Jesús le dijo con firmeza a la madre mi hora no ha llegado. María hizo algo muy llamativo le dijo: a los sirvientes: hagan todo lo él les ordene. Que forma inteligente de disentir, de provocar. La decisión quedó en el lado de Jesús. La fe de María abrió las puertas al obrar de Dios. tocó de tal manera el corazón del Padre que adelantó el momento elegido para revelar a Jesús como hacedor de milagros.

La fe mueve el cielo para que el cielo afecta la tierra. Las señales motivan a las personas a dar gloria a Dios. Mateo 9:8 Y la gente, al verlo, se maravilló y glorificó a Dios, que había dado tal potestad a los hombres. Salmos 145:10 Te alaben, oh Jehová, todas tus obras, Y tus santos te bendigan.

Las señales confirman nuestra identidad celestialJuan 10:37-38 Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis. Mas si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que conozcáis y creáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre.

Juan 3:2 Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él. Las señales y milagros afectan a quienes participan. Los milagros hacen que le presten atención a la voz de Dios. Hechos 8:6 

Pastora María de Machuca   

Reflexión Pastoral 28 de Febrero

 

VASOS DE BARRO ESCOGIDOS PARA MANIFESTAR SU GLORIA

“Reyes al resplandor de tu nacimiento”. Creo que para que la gloria de Dios descienda, el orden divino debe ser establecido en la iglesia por medio del ministerio quíntuple, formado por apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros.

Si recibimos y honramos al ministerio quíntuple, la promesa en este versículo se cumplirá. Cuando Dios manifieste Su gloria sobre nosotros y se haga visible al mundo, entonces los líderes del mundo – presidentes, primeros ministros, gobernadores, alcaldes, senadores y congresistas buscarán nuestro guía y dirección.

Ellos entenderán que no tienen respuestas para el pueblo que gobiernan en medio de densas tinieblas. Muchos de esos líderes ya han consultado con brujos, hechiceros y adivinos, pero no han tenido la respuesta que buscan.

Cuando Dios manifiesta Su gloria sobre nosotros, no les daremos respuestas basadas en entendimiento humano o razonamiento natural, sino en la revelación del Espíritu Santo. Les daremos palabras proféticas sobrenaturales que les hablaran, específicamente, a sus vidas, ciudades y naciones, tal como la hizo José para el faraón de Egipto (Genesis 41) y Daniel para el Rey de Babilonia (Daniel 2, 4) vinieron a ti; tus hijos vendrán de lejos, y tus hijas serán llevadas en brazos.

Isaías 60: 4. Alza tus ojos alrededor y mira, todos éstos se han juntado, vinieron a ti; tus hijos vendrán de lejos, y tus hijas serán llevadas en brazos. “Tus hijos vendrán de lejos” Dios está regresando a casa una generación de hijos pródigos para salvarlos y levantarlos en este mover de Su gloria. Los trae de “lejos” liberándolos del alcoholismo, drogadicción, inmoralidad, depresión y otros.

Esta generación anhela lo sobrenatural y corre hacia la luz. Está siendo trasformada en su gloria para liberar a otros que también están cautivos con las mismas ataduras y fortalezas. Existe la urgencia de demostrar el poder palpable de Dios.

es hora de romper con ritos vacíos, estructuras religiosas, moldes y apariencias, es hora de dejar de ser una iglesia institucional para convertirnos en templos vivos, donde la gloria de Dios pueda ser constantemente vista. Cuando eso suceda, Dios levantará una generación de jóvenes que sacudirán al mundo.

Isaías 60: 5. Entonces verás, y resplandecerás; se maravillará y ensanchará tu corazón, porque se haya vuelto a ti la multitud del mar, y las riquezas de las naciones hayan venido a ti

Las riquezas de las naciones (gentiles) será transferida a los justos. Proverbios 13: 22. El bueno dejará herederos a los hijos de sus hijos; Pero la riqueza del pecador está guardada para el justo. 

Recuerda que un aspecto de la gloria – el Kabód – de Dios es la riqueza. La riqueza de los gentiles – los incrédulos – pasará a los justos en la manifestación de Su gloria, tal como les sucedió a los israelitas, que recibieron las riquezas de los egipcios cuando abandonaron Egipto por la poderosa mano del Señor. Ahora Dios va a desatar favor inusual sobre sus hijos e hijas, para que, por su gracia, recibamos las riquezas de los injustos (gentiles) No podemos ver la presencia manifiesta de Dios si no la buscamos.

Una vez más, tú puedes decidir cómo será tu relación con la gloria y como responder a ella no te quedes con la información solamente, más bien debes actuar. Permite que Dios te de una revelación de Su gloria -una palabra Jrema- y di, “quiero manifestar Su gloria” Ahora, ¡Ve y toca a otros con la presencia del Señor!

Pastora María de Machuca   

 

Reflexión Pastoral 21 de Febrero

VASOS DE BARRO ESCOGIDOS PARA MANIFESTAR SU GLORIA

“…la gloria del Señor se ha levantado sobre ti” siempre esperamos ver la gloria de Dios “caer” porque así fue como sucedió en el Antiguo Testamento.

Hoy, la gloria puede venir sobre nosotros, como lo hizo con los primeros cristianos, Hechos 11:15; 19:6. Pero también está dentro de nosotros, tal como lo estaba para ellos – la gloria primera y la gloria postrera- Es un tesoro que nace el nosotros y el conocimiento revelado lo trae a manifestación.

Antes establecimos lo que lo sucedió a Jesús en el monte de la transfiguración, pero es de hacer notar que el uso del término transfigurar, equivale a decir que todo lo que estaba dentro ha salido. ¡La esencia verdadera ha sido expresada y la misma gloria que Jesús tenía está en nosotros! Dios no quiere ser limitado.

Él quiere que le permitamos a Él brillar, desde nosotros, a un mundo perdido. Isaías 60: 2. Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; más sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria. “Sobre ti será vista su gloriala gloria del Señor se manifiesta en forma visible y tangible cuando nos “levantamos” El mundo verá la gloria en nosotros.

Pero, ¿Cómo se manifestará? Dios hará cosas tales como, atraer multitudes a la iglesia, hablarle al corazón del pueblo por medio de palabras de ciencia y profecía, sanar a los quebrantados por medio de abrazos y los creyentes.

¡Esta es la gloria de Dios! no es sólo teoría, un concepto bonito, o simple teología imposible de demostrar en el ámbito natural.

¡No! ¡Veremos la gloria con nuestros propios ojos! Pero, como ya establecimos, para que esto suceda, tenemos que estar dispuestos a salir a buscar al perdido, a testificar de Jesús, y a demostrar los dones del Espíritu Santo.

Tenemos que estar preparados para ir donde hay necesidad y para manifestar Su gloria donde la gente batalla con depresión, soledad, enfermedad y pobreza. La pregunta es: ¿Estás dispuesto a ir?  ¿Estás dispuesto a ser usado por Dios para Su gloria? “Tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones” las tinieblas espirituales cubren la tierra y se hacen más densas, mientras la gente no tiene idea qué hacer.

la evidencia más fuerte que comprueba este punto es el aumento de desastres naturales que están ocurriendo hoy en día -terremotos, huracanes, sunamis y demás- y el constante derramamiento de sangre; multitudes muriendo de hambre, las continuas guerras entre naciones, la maldad que incrementa cada día más, y aun la crisis económica global.

¿Qué debemos hacer los creyentes en medio de esta oscuridad? Debemos mantener la calma, porque la gloria que llevamos tiene poder para vencer las tinieblas y -finalmente- acabar con ellas.

LA GLORIA DE DIOS PUEDE MANIFESTARSE EN CUALQUIERA DE SUS ASPECTOS, VISIBLE Y TANGIBLEMENTE, AQUÍ Y AHORA.

Debemos decidir que amamos más: la gloria o las tinieblas. La biblia nos enseña a exponer las tinieblas, y no participar de sus obras.

Efesios 5: 11. Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; Si amamos la luz, correremos hacia ella, pero si amamos la oscuridad, huiremos de la luz. Aquí no hay término medio o espacio para ser tibio o tradicionalista. ¿Hacia qué lado correrías tu? “Reyes al resplandor de tu nacimiento”.

Creo que para que la gloria de Dios descienda, el orden divino debe ser establecido en la iglesia por medio del ministerio quíntuple, formado por apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros.

Pastora María de Machuca   

 

Reflexión Pastoral 14 de Febrero

 

VASOS DE BARRO ESCOGIDOS PARA MANIFESTAR SU GLORIA

Es maravilloso entender que, dondequiera que vayamos, el tesoro que habita en nosotros tiene la habilidad de salvar, sanar, liberar y transformar corazones.

El único requisito para tener ese tesoro es estar disponibles para manifestar su gloria. En el Antiguo Testamento, solo a los levitas – purificados y santificados- les era permitido cargar esa presencia. Por eso algunos piensan que los milagros, las señales y las maravillas no son para hoy – o si suceden, es sólo en las iglesias, durante los servicios, y exclusivamente por medio de pastores y otros ministros- Esta perspectiva hace que la gente ponga su mirada en el hombre, porque creen que soló esos líderes nos pueden dar algo de Dios, pero Jesús oró al Padre por todos los vasos de barro – todos lo que confiesan que Él es el Señor y Salvador de sus vidas- para que se conviertan en  portadores  que manifiesten su gloria.

Es revelada dondequiera que un vaso de barro va.  Trabajo, estudio, centro comercial, restaurantes, estadios, básicamente, en todo lado.

DIOS ORDENA MANIFESTAR LA GLORIA EN LA TIERRA.

Isaías 60 incluye una descripción interesante de cómo debemos mostrar la gloria de Dios al mundo: Isaías 60: 1. Levántate, de la depresión y postración a las que te han llevado las circunstancias; levántate a una nueva vida –resplandece -sé radiante con la gloria de Dios; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. 

“Levántate”. Este es un llamado, pero también es una orden para tomar una decisión y actuar. Lamentablemente, la indiferencia es la condición de muchos creyentes hoy en día, cuando se enfrentan a los grandes retos impuestos por el mundo.

Ellos son pasivos -esperan sin tomar acción- Se estancan en un sistema mundano y ateísta, que mantiene a la gente sin Jesús, su amor y su poder – ahogándose en depresión, confusión e inseguridades; enfermos y heridos- Pero hoy, Dios nos ha dado una orden: “!Levántate! !Levántate de esa depresión! !Levántate y haz a un lado el desánimo! !Levántate del fracaso! !Levántate de la muerte! !Levántate a una nueva vida!” “Resplandece”.

La palabra “resplandece” viene de la palabra hebrea or y su definición incluye “ser o convertirse en luz” “ser iluminado”, “dar o mostrar luz”, y “encender el fuego”. Este resplandecer ocurre cuando nos “levantamos” de esa condición espiritual de pasividad y conformidad.

¡Para resplandecer tenemos que levantarnos! Dios está listo para manifestar Su gloria, pero para que esto suceda, necesitamos actuar. “…porque tu luz ha llegado” Dios nos da de Su luz para hacernos resplandecer. Esa luz es vida, prosperidad, conocimiento y guía para cumplir con sus mandatos. Su luz, brillando a través de nosotros, quita todo rastro de oscuridad a nuestro alrededor. Entonces, dondequiera que vamos, esa luz transformará nuestro entorno.

Cada cristiano tiene la luz de Dios, por lo tanto, podemos determinar que dimensión de gloria o que porción de Su luz que permitiremos que se manifieste en la tierra. La luz que emitamos, La cantidad de luz de Dios que tu decidas emitir determinará el alcance de su influencia y dominio. 

¿En qué grado de luz estas tu operando? Para impactar el mundo entero con el evangelio del reino, debemos brillar plenamente con la gloria de Dios. ¡Tu naciste para hacer historia! ¡el tiempo ha llegado para brillar en medio de la oscuridad! 

LA OSCURIDAD ES LA ATERADORA INFLUENCIA DEL REINO DE SATANAS EN LA TIERRA. LA LUZ ES LA GLORIA DE DIOS QUE REMUEVE TODA OSCURIDAD

Pastora María de Machuca   

 

Reflexión Pastoral 7 de Febrero

VASOS DE BARRO ESCOGIDOS PARA MANIFESTAR SU GLORIA

LA GLORIA PRIMERA Y LA GLORIA POSTRERA. A medida que manifestamos la presencia de Dios en nuestra época, debemos entender lo que la Biblia quiere decir cuando menciona la gloria primera y la gloria postrera.

Hageo 2:9, La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los ejércitos. ¿QUÉ ES LA GLORIA PRIMERA? La gloria primera incluye todos los eventos y actos sobrenaturales que ocurrieron desde la ley y los profetas, en el Antiguo Testamento, hasta Juan el Bautista en el Nuevo Testamento, Jesús dijo.

Lucas 16: 16. La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él. Estas fueron algunas de las manifestaciones de la gloria primera. Cuando Dios detuvo el sol; Josué 10: 12-13. Salvo a Moisés de la matanza de los primogénitos; Éxodo 12. Hizo arder la zarza en medio del Desierto; Éxodo 3. Reverdeció la vara de Aarón; Éxodo 7: 10-12. Convirtió el agua en sangre; Éxodo 7: 14-24.

Trajo la plaga de ranas, moscas, forúnculos y langostas; Éxodo 7:10. Abrió el mar rojo y liberó al pueblo de Israel de la esclavitud; Éxodo 13: 17 14: 29. Hizo caer mana del cielo por cuarenta años; Éxodo 16: 1-24.

Envió codornices; Números 11: 31-32. Sacó agua de la roca; Éxodo 17:6. Destruyo a los filisteos con una tormenta, 1ª Samuel 14: 15. Derribo los muros de Jericó; Josué 6. Hizo flotar el hacha; 2º Reyes 6:6. Le dio fuerza a Sansón para matar leones y a 1000 hombres con la quijada de un asno, derribo las columnas de los filisteos con sus manos; Jueces 14: 5-6 y 15:15 y 16:21-30. Le dio un hijo a Abraham en su vejez usando a su estéril mujer llamada Sara; Génesis 21: 1-3.

Mato a Goliat con una piedra a través de un joven pastor de nombre David; 10 Samuel 17. Alimento a la viuda de Sarepta con la multiplicación de aceite y harina; 1º Reyes 17: 8 -15. Hizo hablar al asno; Números 22: 24-33. Mando lluvia después de la sequía; 1º Reyes: 18- 42. Sano a Naamán a través de Su profeta; 2º Reyes 5: -19.

Cuando un muerto resucito al tocar los huesos del profeta Eliseo; 2º Reyes 13: 14 y 20-2. Cuando Sadrac, Mesac y Abbed-nego no se quemaron en el horno de fuego; Daniel 3. Cuando los leones no se comieron a Daniel en el pozo; Daniel 6: 10-23.

Cuando Jonás salió vivo dl vientre del pez; Jonás 1-2. Y antes de comenzar el nuevo pacto por medio de su muerte y resurrección, Y estos sólo son unos cuantos ejemplos.

Cuando convirtió el agua en vino; Juan 2:1-11. Sanó las dolencias y toda enfermedad de los de Galilea y los de Siria; Mateo 4: 23- 24. Sanó a diez leprosos.

Al siervo del centurión, al paralitico, a la suegra de Pedro y liberó a un sordo mudo; Lucas 17: 11-19, Mateo 8 5-13. Sanó al ciego en el estanque; Marcos 10: 46-52.

Le dio vista a un ciego de nacimiento; Juan 9:1-25. Resucitó al hijo de la viuda de Nain; Lucas 7: 11-17. Liberó a la hija de la mujer sirofenicia; Marcos 7:24-30.

Cuando resucitó a Lázaro quien llevaba tres días muerto; Juan 11: 1 -27. Multiplicó los panes y alimentó a más de cinco mil personas; Marcos 6: 30 – 44. Cuando camino sobre las aguas; Mateo 14:22-33. Proveyó dinero de la boca de un pez; Mateo 17: 24-27.

Maldijo a la higuera y ésta se secó de inmediato; Mateo 21: 18-21. Liberó al endemoniado Gadareno; Marcos 5:1-20. Todos estos eventos y aun muchos más que no fueron registrados (Juan 20; 30- 21: 25) se realizaron bajo el viejo pacto. Si estos representan la gloria primera, ¡Imagínate cómo será la gloria postrera! 

Pastora María de Machuca