Reflexiones

Reflexión Pastoral 3 de Enero

ENCENDIDOS POR EL FUEGO DE LA PRESENCIA DE DIOS

PASOS ESENCIALES PARA CAMINAR EN AVIVAMIENTO. ESTAR DISPUESTOS A PAGAR EL PRECIO DEL AVIVAMIENTO. Debemos estar dispuestos a pagar el precio porque vale la pena traer el fuego de Dios.

Para ver la salvación de miles de personas en el altar de la iglesia y miles más en las naciones, ver como son bautizados en agua y llenos del Espíritu Santo para convertirse en discípulos fieles del Señor.

Todo esto se debe a que estamos disponibles para Dios, a que estamos comprometidos y listos a pagar el precio de tener un avivamiento del Espíritu en nuestros medios. De la misma forma, este avivamiento de milagros, salvación y liberaciones lo debemos llevar a todo el mundo.

DECIDA BUSCAR Y TENER UNA EXPERIENCIA CON EL FUEGO DE DIOS Apocalipsis 3: 15-16. Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

La ciudad de Laodicea estaba en una importante ruta comercial y era muy prospera. También era un creciente centro bancario. Laodicea tenía muchas industrias y era famoso por producir un ungüento para los ojos llamado “colirio”. Pero la atmósfera arrogante de esa ciudad fue transferida al interior de su iglesia y el Señor tuvo que llamar a su pueblo al arrepentimiento.

La prosperidad financiera de la ciudad hizo que los creyentes se sintieran autosuficientes. Jesús les dijo que adquirieran de Él “oro refinado en el fuego” para ser verdaderamente ricos y ungüento especial para sanar su ceguera espiritual.

Apocalipsis 3: 17-18 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.

Desafortunadamente, la actitud de los Laodicenses es el estado de la mente de una buena parte de la iglesia de Cristo hoy en día. Esencialmente tenemos congregaciones auto satisfechas llanas de “agentes secretos” -agentes encubiertos – quienes nunca le hablan a nadie de Jesús ni son una voz que exprese los valores del reino en sus comunidades y confronten los problemas morales.

Son gente que ha escogido conformarse a sistemas religiosos muertos, manteniendo apariencia de cristianos, pero sin poder. 2ª Timoteo 3: 5, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. Ellos han sido totalmente neutralizados por el enemigo.

Esos creyentes no toman en cuenta que su condición le desagrada a Dios. Debido a sus actitudes tibias, se exponen a sí mismos por su fuego de juicio. Es tiempo de decidir estar en fuego por Dios. Esta decisión ciertamente aterra a algunos e incómoda a otros; pero, mientras agrademos a Dios, no debemos preocuparnos de las actitudes u opiniones de los demás.

AVIVAR LOS DONES QUE ESTAN EN NOSOTOS. 2ª Timoteo 1: 6. Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. La iglesia está llena de creyentes que han recibido dones especiales de Dios, pero los han apagado completamente.

Muchos han recibido dones para la música, dones ministeriales. Efesios 4: 11-12. Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, continuara

Pastora María de Machuca   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *