cfe time

Reflexión Pastoral 2 de Junio

LA GLORIA DE DIOS 

REVELACIÓN Y MANIFESTACIÓN DE LOS MISTERIOS DE LA GLORIA DE DIOS. Vivimos tiempos en que el conocimiento natural ha aumentado exponencialmente, donde nuevos descubrimientos científicos y tecnologías innovadoras se están desarrollando, donde se están descubriendo tratamientos para muchas enfermedades, y donde nuevas ideas y creaciones en diversas áreas del quehacer humano están surgiendo. En estos tiempos, Dios también se está revelando ciertas áreas de su conocimiento. Dios nunca ha querido ser un misterio para su pueblo, y a través de los tiempos, ha manifestado su naturaleza y poder de diferentes formas. En esta nueva etapa de su plan para la humanidad, Dios ha comenzado a revelar su gloria a la generación actual, impulsando su mover final en el planeta a trayendo multitudes a la fe en Él. Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, 1ª Pedro 1: 10. Sabiendo que la revelación (el conocimiento y entendimiento espiritual) de la gloria es un paso esencial para vivir en la presencia de Dios, veamos ahora: 1. ¿Qué es la revelación? 2. ¿Cómo hacer la transición de la doctrina cristiana básica a la revelación? 3. ¿Cómo la revelación se relaciona con la manifestación de la gloria de Dios? 4. ¿Cómo evitar los extremos y abusos en las manifestaciones? Necesitamos aprender cómo recibir, caminar en ella y manifestar la revelación por medio de sanidades, milagros, señales, maravillas y demostraciones del poder de Dios, sabiendo que el propósito supremo de todo es recoger la cosecha final de almas antes del regreso de Jesús. DOS TIPOS DE CONOCIMIENTO: para entender que es una revelación, primero necesitamos distinguir entre dos tipos de conocimiento: el conocimiento que viene de nuestros sentidos físicos y el conocimiento revelado. 1. CONOCIMIENTO MENTAL, SENSORIAL O NATURAL. El primer tipo es el conocimiento científico, teórico y práctico que viene por los sentidos naturales; ver, oír, palpar, oler y gustar, es información o datos almacenados, adquiridos e implementados en el mundo natural. El conocimiento mental, sensorial o natural se debe buscar; es un acto que demanda aprendizaje y disciplina. La gente que vive solo de este conocimiento a menudo razona de la siguiente forma: “creo en lo que veo, oigo, palpo, huelo y degusto. Creo en las cosas materiales porque pueden ser entendidas con los sentidos. No creo en Dios porque no puedo verlo físicamente y porque Él no me habla”. los milagros están fuera del ámbito del conocimiento mental, sensorial o natural, y la ciencia no los puede explicar. No podemos conocer a Dios por medio de información sensorial – aunque esta información es vital para habitar en la dimensión natural de la tierra – Dios creó la dimensión terrenal y se manifiesta en ella, aunque ÉL NO PERTENECE A ELLA, él está más allá. 2. CONOCIMIENTO ESPIRITUAL REVELADO O REVELACIÓN. El segundo tipo de conocimiento es el revelado por Dios Y al que puede confirmaros según mi evangelio y la predicación de Jesucristo, según la revelación del misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos, pero que ha sido manifestado ahora, y que, por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe. Romanos 16: 25-26. En esta escritura, la palabra “revelación” En griego la palabra “revelación” es apokalup-to, que significa “remover, quitar el velo, quitar una cobertura para exponer a la vista lo que antes estaba escondido.

Pastora Maria de Machuca

Reflexión Pastoral 26 de Mayo

LA GLORIA DE DIOS 

“MUESTRAME TU GLORIA”. Muchos no tienen idea de lo que en realidad es la gloria de Dios, porque nunca la han experimentado personalmente ni en su iglesia ni ministerio. Sin embargo, hasta que no la experimenten, no tendrán pleno conocimiento de la gloria de Dios. Es necesario entender la vida sobrenatural, y lo que trae a nuestras vidas, es realmente el vivir en el espíritu que produce esta naturaleza en nosotros, 1ª corintios 2: 9 -14. El reino, poder y gloria no solo son conceptos teológicos, sino que son verdades espirituales. Vivir conforme a ellas diariamente nos trae esta confirmación, son realidades celestiales que cada creyente puede experimentar hoy. Venga tu reino, debe ser nuestro clamor, para que el poder y gloria se desate en la tierra y su presencia venga con gran poder. Recuerde el clamor de la tierra por la manifestación de los hijos de Dios.  Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios… Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; Romanos 8: 19 y 22. Venga tu reino, te trae revelación y vida espiritual. Cada día será un nuevo amanecer y despertar para tu vida. La revelación del reino tiene el propósito eterno de la salvación para toda la tierra, es el mensaje central de Jesús a través de todas sus parábolas, es el evangelio del reino de los cielos, que tiene que ser predicado a las naciones de la tierra, es nuestra gran comisión. Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. Mateo 28: 18-20. Su presencia, su gloria estará con nosotros todos los días. Hasta el fin del mundo. Esto es salvación y vida eterna. Sí recibimos una revelación genuina, pero fallamos en obedecerla o en tomar acción, esto nos llevará a la religiosidad. Sin una continua revelación de la gloria de Dios inevitablemente – tarde o temprano- nos quedaremos estancados en nuestros hábitos y nos convertiremos en “odres viejos” (Lucas 5: 37-38) en otras palabras no le permitimos a Dios que haga algo nuevo en nuestras vidas que traiga poder y sanidad. Con frecuencia se trata de mantener las apariencias y cumplir normas, que se termina atrapado en tradiciones. Dios quiere que retornemos a su gloria. Él quiere llevarnos a nuevos ámbitos de su gloria que nunca antes hemos experimentado. Cuando la presencia de Dios se manifiesta. Sucede trasformaciones radicales en las vidas de las personas. Jesús no ha cambiado Hebreos 13: 8 Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos Él continua transformando vidas y haciendo milagros. Hemos visto y experimenta esta gloria en milagros portentosos en estos tiempos, no solo en sanidades físicas, sino en provisión económica, en ver protección divina, en abrir fuente de empleo, en hacer que nuestros cultivos y tierras sean bendecidos, en generar vida donde hay muerte, en cambiar mentalidad de pobreza a riqueza, en aumentar nuestros bienes de una manera milagrosa. Milagros en todo ámbito terrenal impactando continuamente a la tierra. Milagros que general fe y esperanza, pero ante todo una continua adoración. Nuestra prioridad debe ser buscar su gloria: entonces las señales nos seguirán. la gloria es tu vida ¿Estas experimentando la gloria de Dios en tu vida? Para que tú puedas experimentar la manifestación de la gloria de Dios, necesitas tener revelación de lo que ella es. Al encontrarte con la presencia de Dios, tú serás cambiado, trasformado y encendido por una pasión espiritual. No te quedes en el mismo sitio; Dios tiene más de lo que tú puedes ahora estar experimentando

Pastora Maria de Machuca

Reflexión Pastoral 19 de Mayo

LA GLORIA DE DIOS – TESTIMONIO PASTORA MARIA DE MACHUCA 

DIOS NOS MANIFIESTA SU GLORIA HOY. La gloria de Dios no sólo se manifestó en los tiempos bíblicos. He aquí un recuento de lo que hoy acurre cuando Él manifiesta su gloria. Hace más de 25 años, en el año 1997, el médico me diagnostica; insuficiencia renal crónica terminal. Me dijo “señora usted tiene 10 días de vida, sus riñones no funcionan y está en un punto terminal, usted va a morir, tiene que empezar diálisis inmediatamente”. Pensé en ese momento y declare “Dios, viviré para ver tu gloria”. Cumplía 32 años de edad, estaba junto con mi esposo trabajando como pastores, en una iglesia al sur de la ciudad de Bogotá, allí se construyó y fundó un colegio; Además, viajaba por el país con el ministerio MIA, entrenando maestros y ministrando niños y adolescentes. Tuve la oportunidad de viajar fuera del país, y mis pensamientos se fijaron totalmente en Dios y su Palabra, declaraba “viviré, viviré”.  tenía muchos proyectos ministeriales y familiares. Empiezo a caminar por fe, la primera diálisis fue muy difícil tuve muchas complicaciones, no me daban esperanza, pero salí de esa crisis. Aumento mi fe. Fui rodeada por toda mi familia, mi esposo, mis hijos que estaban muy pequeños, y empezó todo el proceso y el caminar por fe, al empezar en algo que yo desconocía; diálisis. La mano poderosa de Dios siempre presente en cirugías y situaciones complicadas del tratamiento, pasaron los meses mi salud mejoró, mi fe creció, y en todos los proyectos que teníamos empezaron a verse frutos hermosos, en la iglesia, colegio y MIA Nacional, ¡La gloria sea para Dios! Dios siempre sosteniéndome en todos los procesos durante esos meses, luego los años.  Veía como el ministerio crecía y Dios me permitía aun viajar a muchos lugares, ir a pesar de mi situación. Me gozabas estar en lugares donde nunca me imaginé estar. El tratamiento nunca me detuvo, ni me ha detenido para realizar viajes. Fui de gran testimonio para mis compañeros en la unidad renal y llevarlos a conocer al Señor y fortalecer sus vidas, ser testigo fiel de la gracia y misericordia de Dios.  Han pasado 25 años donde cada día veo la Gloria de Dios en mí, en estos años pase diferentes crisis físicas, los médicos me decían vas a estar en cama, hospitalizada y esto me ponía más en pie, para servir al Señor. No era tanto esto el secreto, el secreto era; estar de rodillas delante de Su presencia, estar delante en pie, ¡sirviendo al Señor! No me he detenido ante ninguna situación. En el 2012 se me diagnostica enfermedad del hueso hambriento, (no llegaba calcio a los huesos) y esto me dificultaba el movimiento, me impedía caminar, subir escaleras, pero aun así Dios me permitía viajar y compartir mi testimonio. Declaraba vida en los huesos, por su Palabra. Cada día me deleito en la gloria de Dios manifestada en su reino, poder y gloria, sabiendo que esa gloria va en aumento a medida que se produce la fe, y de esta forma desarrollar el poder de Dios, impartiendo la visión de Dios a los niños que son parte vital de cada familia. Hoy gozo de plena salud.  En el 2019 después de un gran clamor con pasión y dolor a mi Señor y Rey viene por fin mi trasplante de riñón en Su tiempo perfecto otorgando una nueva oportunidad de vida sin límite ¡GLORIA A DIOS!  Mi Padre me ha mostrado durante cada día hasta hoy su misericordia y amor perfecto. Mi fe cada día crece y crece. Manteniendo proyectos y desarrollando el sueño de Dios que ha puesto en mi corazón, creyendo que la extensión de Su reino es a todas las naciones.

Pastora Maria de Machuca

Reflexión Pastoral 12 de Mayo

LA GLORIA DE DIOS

DIOS MANIFESTÓ SU GLORIA A TRAVÉS DE SU HIJO, JESÚS. Jesús habló la Palabra de Dios y Él es la Palabra de Dios. Juan 1: 1. En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Él dijo lo siguiente: Juan 10: 30-38 Yo y el Padre uno somos. 38: Mas si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que conozcáis y creáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre. Juan 14: 9-10. Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; cómo, pues, dices tú: ¿Muéstranos el Padre? ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obrasJesús nos llevó a conocer al Padre por medio de su carácter, virtudes y comportamiento. Ver a Jesús equivale a ver el esplendor y la imagen del Padre. Su sustancia (esencia) era su gloria, y escucharlo hablar era lo mismo que escuchar al Padre. Jesús es la más alta expresión de Dios a la humildad; la completa revelación y manifestación de la gloria del Padre. Después de la ascensión de Jesús al cielo, el apóstol Juan recibió una revelación de la gloria de Dios, similar a la revelación que recibió Isaías. Esto demuestra que Dios es poderoso y eterno Apocalipsis 4:8 Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. también revela la majestad de Jesús Apocalipsis 1: 13-16 13 y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. 14 Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; 15 y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas. 16 Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. La gloria de Dios no sólo se manifestó en los tiempos bíblicos, esta presente hoy en los milagros continuos que suceden a diario en cada vida, familia y nación que adora e invoca Su nombre. La adoración hace que Dios revele y manifieste su gloria o su presencia. “MUESTRAME TU GLORIA” El entonces dijo: Te ruego que me muestres tu gloria. Éxodo 33: 18. Moisés sabía que la gloria de Dios era más que un concepto teológico. Por eso le pidió a Dios que le mostrara su gloria – el aspecto más íntimo de su naturaleza- de hecho, primero le mostro su gloria a Moisés, y después le dio su ley. Y Jehová dijo a Moisés: También haré esto que has dicho, por cuanto has hallado gracia en mis ojos, y te he conocido por tu nombre. El entonces dijo: Te ruego que me muestres tu gloria. Y le respondió: Yo haré pasar todo mi bien delante de tu rostro, y proclamaré el nombre de Jehová delante de ti; y tendré misericordia del que tendré misericordia, y seré clemente para con el que seré clemente. Dijo más: No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá. Y dijo aún Jehová: He aquí un lugar junto a mí, y tú estarás sobre la peña; y cuando pase mi gloria, yo te pondré en una hendidura de la peña, y te cubriré con mi mano hasta que haya pasado. Después apartaré mi mano, y verás mis espaldas; mas no se verá mi rostro. Y le respondió: Yo haré pasar todo mi bien delante de tu rostro, y proclamaré el nombre de Jehová delante de ti; y tendré misericordia del que tendré misericordia, y seré clemente para con el que seré clemente. Éxodo 33: 17-23. Y él estuvo allí con Jehová cuarenta días y cuarenta noches; no comió pan, ni bebió agua; y escribió en tablas las palabras del pacto, los diez mandamientos. Éxodo 34: 28.  

Pastora Maria de Machuca

Reflexió Pastoral 11 de Febrero

LA GLORIA DE DIOS

COMO ENTRAR EN EL AMBITO DE LA REVELACIÓN Y LA MANIFESTACIÓN DE SU GLORIA. La escritura afirma que la tierra está llena de la gloria de Dios, pero la señal de acceso o la herramienta para verla manifestada en el plano natural es la revelación, no la razón, Es cierto que la presencia de Dios está en todo lugar, pero no en todo lugar se manifiesta. Isaías 6:3 Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloriaComo vemos en el verso anterior, cuando Dios creó los cielos y la tierra, los lleno de su gloria. Sin embargo, en el primer capítulo de Génesis, que relata que antes que Dios iniciara la creación envió a su Espíritu Santo con el fin de generar un campo de Su propia energía – Su gloria – para que entonces la creación fuera posible. Génesis 1:2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. cada vez que Dios va hacer algo, primero mueve su Espíritu Santo y luego envía Su palabra. En el original del griego, Pablo hace referencia a la energía de Dios, que es Su gloria, y afirma: Colosenses 1:29 para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí. Traducido literalmente al español moderno, lo que el apóstol nos está diciendo es que él trabaja duro, hasta el cansancio; se esfuerza como quien compite por el premio, debido a la energía o poder que Dios le da, el cual activa y opera un poder milagroso, que eleva al máximo su capacidad, potencia y potestad. Esa energía de Dios está en la tierra, desde el principio, aunque solo se manifiesta por medio del conocimiento revelado. Un ejemplo muy sencillo: ¿Ha llegado muy cansado a un servicio en la iglesia, pero al manifestarse la presencia de Dios renovó sus fuerzas, salió reanimado y descansado? Eso se debe a que sentiste un leve roce de la poderosa energía de Dios. La gloria de Dios provee la energía necesaria para crear cualquier materia. La gloria de Dios está sobre toda la tierra, desde la creación, pero debido al pecado no hemos podido verla y mucho menos manejarla. Esto quiere decir que, si la gloria o energía divina está en la tierra y sirve para crear, entonces Dios puede crear un corazón nuevo, un pulmón nuevo, un oído nuevo, un ojo nuevo, un brazo nuevo, o cualquier otro órgano que haga falta. Pero esto solo ocurre cuando el Espíritu Santo se mueve y cuando Dios habla Su Palabra. Entonces, la clave radica en saber atraer la gloria de Dios a una manifestación visible dentro de la dimensión natural. Por la demás, Dios ya hablo y decreto Su voluntad desde que Jesús pagó el precio en la cruz. La gloria de Dios sin conocimiento revelado no tiene sentido. La gloria de Dios está en la tierra, pero nos falta conocimiento para manifestarla. QUE ES EL CONOCIMIENTO REVELADO. Habacuc 2:14 Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar. La palabra “conocimiento” usada en la palabra anterior es el vocablo hebreo yadá que significa percibir; entender, adquirir conocimiento. También significa conocer a una persona en la intimidad, tal como usada en Génesis 4:1 donde se describe la intimidad sexual entre Adán y Eva. En griego “conocimiento” se puede traducir como gnosis o como epignosis. El primero es el conocimiento experimental o práctico: epignosis es reconocer o ser reconocido, es entrar en contacto íntimo con el objeto a conocer.

Pastora Maria de Machuca

Reflexion Pastoral 28 de Enero

LA GLORIA DE DIOS

LA GLORIA EN EL PRINCIPIO DE LA CREACIÓN.  El plan original es que el hombre va a gobernar la creación y Jesús le vuelve a entregar el gobierno al hombre, Jesús dice ustedes son mis representantes y la iglesia coge la llave la gloria que me diste les he dado. Amos 9:13 He aquí vienen días, dice Jehová, en que el que ara alcanzará al segador, y el pisador de las uvas al que lleve la simiente; y los montes destilarán mosto, y todos los collados se derretirán. La palabra clave en este versículo es alcanzara. Dios nos está prometiendo que en el momento que tu siembres una semilla. Él destara la casa, el trabajo o cualquier otra cosa que tú pidas, creyendo que vas a recibir. He visto a Dios pagar deudas en un instante. Esa es la razón por la cual tú debes permanecer lleno de fe. Su semilla activara la promesa para que Dios obre aceleradamente. Ahora que hemos entendido la caída del hombre, pasearemos a estudiar la revelación de la gloria. ¿QUE ES LA GLORIA DE DIOS? En hebreo hay una palabra que define la gloria, y es Kabód, que proviene de la raíz Kabéd que literalmente significa peso o riqueza. Esa palabra se usaba en la antigüedad para describir a un hombre riquísimo, famoso, de gran reputación, y también para referirse a Dios. Otros significados son honor, fuerza, poder, entorno, magnificencia, majestad, hermosura, reconocimiento, santidad, grandeza y. En el original griego del Nuevo Testamento la palabra que se utiliza es Doxa cuyo significado apunta a la fama, reputación, abundancia, riqueza, dignidad, resplandor y honra. En suma. el significado fundamental de la gloria, tanto en hebreo como en griego, incluye   o implica todo lo que Dios es, con todos sus atributos, virtudes, carácter, naturaleza y perfección. La gloria de Dios es la esencia intrínseca de lo que Él es y Su misma presencia. Existe asimismo la gloria de los hombres y la gloria del mundo, las cuales son descritas en la Biblia como vana y pasajera, que consisten en ganar prestigio, fama, posición, comodidad, reputación y reconocimiento. 1ª Juan 2:16 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. La Palabra habla de la gloria de los cuerpos terrenales y la gloria de los cuerpos celestiales. Nos enseña que la gloria que un cuerpo refleja por fuera, muestra lo que es por dentro, lo que se ve es el valor intrínseco del cuerpo, es decir, su esencia o valor interno 1ª Corintios 15:40 Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales; pero una es la gloria de los celestiales, y otra la de los terrenales. La gloria de Dios es la manifestación visible y tangible del total de Su presencia impactando los sentidos físicos. Es Dios haciéndose tangible. En el Antiguo Testamento se manifestó en forma de nube, llamada Shekiná que significa “Aquel que habita” Esto se refiere a Dios viviendo en Su pueblo, describe la eminente presencia de Dios que trasciende. Esto significa que Dios se manifiesta en el ámbito físico, pasa del mundo espiritual al mismo natural, Shekiná viene de la raíz shakan que implica residir permanentemente. Tenderse para descansar. El deseo y la voluntad de Dios siempre han sido habitar, reposar, vivir entre y son Su pueblo. Por dicho motivo Dios se muestra de forma visible y tangible. La gloria de Dios es la presencia manifiesta del Dios Yahweh. DIOS SE LE APARECIO A ABRAHAM. Hechos 7:2 Y él dijo: Varones hermanos y padres, oíd: El Dios de la gloria apareció a nuestro padre Abraham, estando en Mesopotamia, antes que morase en Harán. La aparición física o la visitación de la gloria de Dios fue lo que transformo a Abraham para siempre. Cambio sus motivos, sus prioridades, sus intenciones y su vida entera. Esto causo que fuera en pos de la tierra Prometida. Asimismo, hoy en día, todo aquel que experimenta una visitación de la gloria de Dios debe ser transformado para siempre. Estos son los hombres que reciben una revelación de Dios y traen la gloria a esta dimensión natural.

Pastora Maria de Machuca

Reflexion Pastoral 7 de Enero

LA GLORIA DE DIOS

LA GLORIA EN EL PRINCIPIO DE LA CREACIÓN. Génesis 2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente. En el principio, Dios creo al hombre a su imagen y semejanza; lo formo del polvo de la tierra y soplo aliento de vida sobre su nariz. Este aliento incluía Su gloria. En el primer hombre, Dios se impartió a sí mismo, todo lo que Él es, Sus virtudes, Su naturaleza y Su gloria, le fueron infundidas. En aquel ámbito. la mente del hombre funcionaba al 100 por ciento, porque la misma mente del Espíritu operaba en él para ejercer dominio sobre la creación. El hombre, dentro la gloria de Dios, no sabía enfermarse, morir, ser pobre, vivir deprimido o estar triste, porque su diseño original no reconocía estos estados. Igualmente él podía sembrar y recibir una cosecha al instante, no tenía que esperar para recoger la cosecha, porque esperar implica un espacio de tiempo y la gloria es eternidad, donde todo es ahora. Conforme una semilla tocaba el suelo un árbol o una planta crecía. Dice la Escritura que al momento de la creación todo estaba crecido. Incluso Adán no tuvo que pasar por las etapas de crecimiento que nosotros pasamos. Es importante establecer que Jesús si vivió todas esas etapas; por eso tiene la capacidad de entender lo que es ser un niño, un adolescente o un adulto; sabe lo que es ser rechazado, juzgado y condenado; cosas que Adán no conoció antes de la caída. En la dimensión de gloria, la tierra es totalmente fértil; el orden es cosecha -semilla y no al revés. La mente de Adán era tan brillante que pudo darles nombre a todos los animales y ejerció señorío sobre todo lo creado sin problema alguno, Estaba totalmente capacitado para hacerlo sin esfuerzo, porque moraba en la gloria de Dios. Entonces ¿Qué sucedió después que Adán peco? Romanos 3:23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios. Dios vino al huerto del Edén a buscar a Adán, pero en vez de poder compartir con él, por la transgresión del hombre término maldiciendo la tierra y quitándole Su presencia. Entonces inhalo Su gloria del cuerpo de Adán. El hombre había salido de la dimensión de gloria. A partir de ese momento Adán comenzó a morir, aunque su muerte no fue inmediata. Como dato de interés podemos decir que, el residuo de gloria que permaneció en Adán alcanzo para que viviera 930 años, Esa herencia se transfirió por varias generaciones, que también vivieron varios cientos de años. Todo lo que posee la gloria de Dios tiene vida.  la muerte es señal de la ausencia de Su gloria. Cuando Adán pecó algo sucedió en la mente del hombre; muchas líneas de conocimiento verdadero fueron desconectadas de su fuente original y el cerebro humano perdió el mayor porcentaje de su funcionamiento. Los científicos coinciden en que actualmente usamos solo 10 por ciento de nuestra capacidad cerebral. Esto quiere decir que Adán sustituyo el infinito conocimiento revelado por un conocimiento racional limitado. En el caso de Albert Einstein, cuya capacidad de razonamiento sobrepasó el promedio humano, no llego a usar más del 12 por ciento de su capacidad cerebral. De manera que, si con estas limitaciones el ser humano ha hecho tantos inventos, ha ido y venido del espacio y ha descubierto la cura a tantas enfermedades, ¿Cómo sería la mente de Adán bajo la gloria de Dios?, por eso, tenemos que recuperar nuestra capacidad mental. A esto se refiere también la renovación de la mente de que habla la Biblia.

Pastora Maria de Machuca

Reflexión Pastoral 9 de Abril

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, APOSTASÍA.

El segundo evento subsiguiente al rapto de la iglesia es, LAS BODAS DEL CORDERO. Apocalipsis 19: 7-10 Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.

Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero.

Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios. Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía. Las bodas del Cordero. Para comprender todo lo relacionado con las Bodas del Cordero, es necesario un entendimiento de la historia del sistema matrimonial judío, tal y como era practicado en aquellos días. Cuatro etapas distintivas formaban este sistema. El primer paso: El padre del novio hacía los arreglos para las bodas y pagaba el precio por la novia.

El tiempo del arreglo variaba. A veces tomaba lugar cuando los contrayentes eran muy pequeños; en otras ocasiones, se llevaba a cabo un año antes de la boda. Comúnmente los novios no se conocían, sino hasta el día de la boda. El segundo paso: El ir a traer a la novia. Esto podía ocurrir en un año o más, después de que el primer paso había tomado lugar. El novio iba a la casa de la novia para traerla a su propia casa.

En conexión con este paso, dos cosas más deben ser notadas. 1. Era el padre de la novia quien determinaba el tiempo. 2. Previo a que el novio fuera a traer la novia, él debía tener un lugar preparado para ella, donde ambos habían de morar. Esto, era seguido por un tercer paso, la ceremonia de bodas, a la que muy pocos eran invitados. Previo a la ceremonia de bodas, la novia pasaba por una inmersión ritual para su limpieza.

El cuarto paso. La fiesta de bodas, que podía durar hasta siete días. Muchos eran los invitados a la fiesta de bodas, más que los invitados a la ceremonia de bodas. En las Bodas del Cordero estarán presentes los cuatro pasos del sistema de las bodas judías.

Primer paso: Dios el Padre hizo los arreglos para Su Hijo y pagó el precio por la novia; en este caso, el precio fue la sangre del Jesús. Esta es la base para lo que dice Efesios 5:25–27: Maridos, amad a vuestras esposas, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella; para santificarla limpiándola en el lavamiento del agua por la palabra, para presentársela gloriosa para sí, una iglesia que no tuviese mancha ni arruga, ni cosa semejante; sino que fuese santa y sin mancha. Así como pasaba un periodo largo de tiempo entre el primer y segundo paso. Segundo paso: En el sistema judío de bodas, así ha sido el caso aquí.

Cerca de dos mil años han pasado desde que el primer paso tomó lugar. Pero en 1ª Tesalonicenses 4:13–18 el segundo paso ocurrirá; eso ya lo hemos analizado en conexión con los eventos del Rapto. El Rapto corresponde a ir a traer a la novia. Jesús vendrá en las nubes para traer a Su Novia a Su Hogar en el Cielo. Solamente Dios el Padre sabe el tiempo de este evento (Mateo 24:36) Aún más, esto no sucederá sino hasta que el lugar de residencia ya haya sido preparado (Juan 14:1–3) En el Cielo. Tercer paso. Tomará lugar.

Ésta es la ceremonia de bodas descrita en Apocalipsis 19:6–8: La ceremonia de bodas toma lugar en el Cielo y envuelve a la Iglesia. Que esto habrá de tomar lugar después del Tribunal de Cristo.

Pastora Maria de Machuca

Reflexión Pastoral 2 de Abril

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, APOSTASÍA.

EL TRIBUNAL DE CRISTO. CORONAS: El griego tiene dos palabras que significan “corona.” Una es la palabra que es la corona de un rey, la corona de soberanía, una persona real por su naturaleza y posición. Esta es la clase de corona que Jesús lleva puesta.

La segunda una corona al vencedor palabra griega que es traducida “corona” es, una corona dada a un vencedor, un victorioso, uno que ha ganado una carrera. Esta clase de corona está disponible para los creyentes, pues ellos han vencido en la guerra espiritual y ahora son coronados en el Tribunal de Cristo.

HAY CINCO DE ESTAS CORONAS MENCIONADAS EN LAS ESCRITURAS. La primera corona es llamada “La Corona Incorruptible” en 1ª Corintios 9:24–25 ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, más sólo uno se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.

Y todo aquel que lucha, de todo se abstiene; y ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible; pero nosotros, una incorruptible. Esta corona es dada a los que ejercitaron la templanza (control de sí mismo) los que ganaron la batalla y obtuvieron la victoria en la vida espiritual.

Para aquellos que han obtenido la victoria sobre “el hombre viejo”, la naturaleza de pecado. Esta corona es para los que aprendieron a vivir una vida controlada por el Espíritu. La segunda corona es llamada “La Corona de Regocijo (gloria)” en 1ª Tesalonicenses 2:19: Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de gloria? ¿No lo sois, pues, vosotros, delante de nuestro Señor Jesucristo en su venida? Esta corona es dada a los que ganaron almas para el Señor.

Es una corona disponible para todos los que trabajan en el evangelismo, y el fruto de su trabajo es visto con almas que vienen al Señor por medio de ellos. La tercera corona es llamada “La corona de Justicia”. 2ª Timoteo 4:7–8: He peleado la buena batalla, he acabado mi carrera, he guardado la fe.

Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida. Esta es una corona para los que han guardado la fe, doctrinal y moralmente, a pesar de las circunstancias adversas. Es una corona dada a todos los que amaron su venida, los que con gran anhelo esperaban la venida del Señor Jesucristo. Una cuarta corona, es llamada “La Corona de la Vida,” que es mencionada en dos pasajes.

En Primer lugar, es una corona para los que soportan la tentación; Santiago 1:12 17 Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando hubiere sido probado, recibirá la corona de vida, que el Señor ha prometido a los que le aman.

En segundo lugar, es una corona dada a los que sufren el martirio por su fe. Apocalipsis 2:10: No tengas ningún temor de las cosas que has de padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros a la cárcel, para que seáis probados; y tendréis tribulación de diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.

Pastora Maria de Machuca

Reflexión Pastoral 19 de Marzo

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, APOSTASÍA.

El segundo evento subsiguiente al rapto de la iglesia es, LAS BODAS DEL CORDERO. Apocalipsis 19: 7-10 Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos.

Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios. Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía. Las bodas del Cordero.

Para comprender todo lo relacionado con las Bodas del Cordero, es necesario un entendimiento de la historia del sistema matrimonial judío, tal y como era practicado en aquellos días. Cuatro etapas distintivas formaban este sistema.

El primer paso: El padre del novio hacía los arreglos para las bodas y pagaba el precio por la novia. El tiempo del arreglo variaba. A veces tomaba lugar cuando los contrayentes eran muy pequeños; en otras ocasiones, se llevaba a cabo un año antes de la boda. Comúnmente los novios no se conocían, sino hasta el día de la boda.

El segundo paso: El ir a traer a la novia. Esto podía ocurrir en un año o más, después de que el primer paso había tomado lugar. El novio iba a la casa de la novia para traerla a su propia casa. En conexión con este paso, dos cosas más deben ser notadas. 1. Era el padre de la novia quien determinaba el tiempo. 2. Previo a que el novio fuera a traer la novia, él debía tener un lugar preparado para ella, donde ambos habían de morar.

Esto, era seguido por un tercer paso, la ceremonia de bodas, a la que muy pocos eran invitados. Previo a la ceremonia de bodas, la novia pasaba por una inmersión ritual para su limpieza. El cuarto paso. La fiesta de bodas, que podía durar hasta siete días. Muchos eran los invitados a la fiesta de bodas, más que los invitados a la ceremonia de bodas. En las Bodas del Cordero estarán presentes los cuatro pasos del sistema de las bodas judías. Primer paso: Dios el Padre hizo los arreglos para Su Hijo y pagó el precio por la novia; en este caso, el precio fue la sangre del Jesús.

Esta es la base para lo que dice Efesios 5:25–27: Maridos, amad a vuestras esposas, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella; para santificarla limpiándola en el lavamiento del agua por la palabra, para presentársela gloriosa para sí, una iglesia que no tuviese mancha ni arruga, ni cosa semejante; sino que fuese santa y sin mancha.

Así como pasaba un periodo largo de tiempo entre el primer y segundo paso. Segundo paso: En el sistema judío de bodas, así ha sido el caso aquí. Cerca de dos mil años han pasado desde que el primer paso tomó lugar. Pero en 1ª Tesalonicenses 4:13–18 el segundo paso ocurrirá; eso ya lo hemos analizado en conexión con los eventos del Rapto.

El Rapto corresponde a ir a traer a la novia. Jesús vendrá en las nubes para traer a Su Novia a Su Hogar en el Cielo. Solamente Dios el Padre sabe el tiempo de este evento (Mateo 24:36) Aún más, esto no sucederá sino hasta que el lugar de residencia ya haya sido preparado (Juan 14:1–3) En el Cielo.

Tercer paso. Tomará lugar. Ésta es la ceremonia de bodas descrita en Apocalipsis 19:6–8: La ceremonia de bodas toma lugar en el Cielo y envuelve a la Iglesia. Que esto habrá de tomar lugar después del Tribunal de Cristo.

Pastora Maria de Machuca