Reflexión Pastoral 2 de Octubre

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, EL RAPTO.

EL TRIBUNAL DE CRISTO. CORONAS: El griego tiene dos palabras que significan “corona.”  Una es la palabra que es la corona de un rey, la corona de soberanía, una persona real por su naturaleza y posición. Esta es la clase de corona que Jesús lleva puesta.

La segunda una corona al vencedor palabra griega que es traducida “corona” es, una corona dada a un vencedor, un victorioso, uno que ha ganado una carrera. Esta clase de corona está disponible para los creyentes, pues ellos han vencido en la guerra espiritual y ahora son coronados en el Tribunal de Cristo.

HAY CINCO DE ESTAS CORONAS MENCIONADAS EN LAS ESCRITURAS. La primera corona es llamada “La Corona Incorruptible” en 1ª Corintios 9:24–25 ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, más sólo uno se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.

Y todo aquel que lucha, de todo se abstiene; y ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible; pero nosotros, una incorruptible. Esta corona es dada a los que ejercitaron la templanza (control de sí mismo) los que ganaron la batalla y obtuvieron la victoria en la vida espiritual. Para aquellos que han obtenido la victoria sobre “el hombre viejo”, la naturaleza de pecado. Esta corona es para los que aprendieron a vivir una vida controlada por el Espíritu.

La segunda corona es llamada “La Corona de Regocijo (gloria)” en 1ª Tesalonicenses 2:19: Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de gloria? ¿No lo sois, pues, vosotros, delante de nuestro Señor Jesucristo en su venida? Esta corona es dada a los que ganaron almas para el Señor. Es una corona disponible para todos los que trabajan en el evangelismo, y el fruto de su trabajo es visto con almas que vienen al Señor por medio de ellos.

La tercera corona es llamada “La corona de Justicia”. 2ª Timoteo 4:7–8: He peleado la buena batalla, he acabado mi carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

Esta es una corona para los que han guardado la fe, doctrinal y moralmente, a pesar de las circunstancias adversas. Es una corona dada a todos los que amaron su venida, los que con gran anhelo esperaban la venida del Señor Jesucristo.

Una cuarta corona, es llamada “La Corona de la Vida,” que es mencionada en dos pasajes. En Primer lugar, es una corona para los que soportan la tentación; Santiago 1:12 17 Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando hubiere sido probado, recibirá la corona de vida, que el Señor ha prometido a los que le aman.

En segundo lugar, es una corona dada a los que sufren el martirio por su fe. Apocalipsis 2:10: No tengas ningún temor de las cosas que has de padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros a la cárcel, para que seáis probados; y tendréis tribulación de diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.

Pastora Maria de Machuca

 

Reflexión Pastoral 18 de Septiembre

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, EL RAPTO.

EL TRIBUNAL DE CRISTO. El Segundo pasaje provee las bases de este juicio en 2ª Corintios 5:10: Porque es menester que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, ya sea bueno o sea malo.

La base de este juicio será sobre las obras que el creyente haya hecho desde que fue salvo. No serán juzgados los pecados del creyente, pues esto ya tomó lugar en la cruz, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús (Romanos 8:1) Esto no es un asunto acerca de los pecados del creyente, sino un asunto de recompensas en base a las obras del creyente.

El tercero y más detallado pasaje que trata con este juicio lo encontramos en 1ª Corintios 3:10–15. Pablo otra vez apunta que las bases para este juicio serán las obras del creyente: Versículos 10–11: Conforme a la gracia de Dios que me es dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobre edifica. Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.

Este juicio es comparado con el edificar sobre un fundamento que ya ha sido puesto, el cual es Jesucristo. El juicio está basado en cómo uno sobreedifica sobre este fundamento.

Además, en el versículo 12 este juicio de las obras no será basado sobre la cantidad, sino sobre la calidad: Y si alguno edificare sobre este fundamento oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca; No será acerca de cuánto oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca usó para edificar; sino de si era oro, plata, piedras preciosas, o madera, heno, u hojarasca.

Otra vez, es un asunto de calidad, no de cantidad. El asunto será si el creyente siguió la voluntad de Dios para su vida. Si un creyente está haciendo la voluntad del Señor, obedeciendo Sus mandamientos y cumpliendo el ministerio para el cual recibió dones espirituales, entonces él está edificando sobre este fundamento con oro, plata y piedras preciosas.

Pero si falta a estas cosas, entonces está edificando sobre el fundamento con madera, heno y hojarasca. Aunque los pecados del creyente no serán traídos a juicio, si jugarán un papel indirecto. El tiempo en que el creyente vive con pecados no confesados, está edificando con madera, heno hojarasca, y no con oro, plata y piedras preciosas.

Por tanto, habrá severas consecuencias para el creyente que vive en pecado, consecuencias que durarán por los mil años del tiempo del Reinado. Esto, es lo que será probado por el fuego según el versículo 13: la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará; porque por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará.

Cuando el fuego es aplicado a la madera, heno u hojarasca, estos se queman y solo quedan cenizas. (consume) Pero cuando el fuego es aplicado al oro, plata y piedras preciosas, estos elementos son refinados y purificados. Una vez más, la manera de probarlos muestra que es un asunto de calidad y no de cantidad. No importa cuánta madera, heno u hojarasca sea, el fuego los quemará a todos. No importa cuánto oro, plata o piedras preciosas sean, el fuego los refinará a todos. Así que algunos creyentes mirarán sus obras ser quemadas, mientras que otros las mirarán ser refinadas.

Finalmente, los resultados del juicio son dados en los versículos 14–15: Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno fuere quemada, sufrirá pérdida; si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.

Pastora Maria de Machuca

 

cfe time

Reflexión Pastoral 10 de Septiembre

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, EL RAPTO.

DOS EVENTOS que siguen AL RAPTO DE LA IGLESIA Los dos eventos subsiguientes al Rapto de la Iglesia son: El Tribunal de Cristo y Las Bodas del Cordero.

EL TRIBUNAL DEL CRISTO. Dos significados para la palabra «tribunal» 1. «criterion» del griego, significa CRITERIO (Santiago 2: 6, 1ª Corintios 6:2) 2. «vimah» del griego, significa TIEMPO (2ª Corintios 5:10, Lucas 14:14) Es importante diferenciar que este evento NO ES LO MISMO que el Juicio del Gran Trono Blanco. Son dos eventos totalmente diferentes, y con dos resultados distintos.

El Tribunal de Cristo tiene las siguientes características: 2ª Corintios 5: 10, Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo. – Ocurrirá DESPUES del Rapto de la Iglesia y de la Resurrección de los muertos en Cristo. – La Iglesia rendirá cuentas al Señor POR SUS OBRAS y NO POR SU SALVACIÓN, ya que todos han sido salvos por medio de la Sangre de Cristo y sellados con el Espíritu Santo durante su vida en la tierra. – En este Tribunal daremos cuentas por TODOS nuestros hechos, por lo que hayamos dejado de hacer, por TODOS nuestros actos y trabajos para la Obra del Señor. – Este evento ocurrirá en los aires (en el cielo)

¿POR DÓNDE EMPEZARÁ EL JUICIO DEL TRIBUNAL DE CRISTO?  1. Primeramente, por la Casa de Dios (1ª Pedro 4:17) 2. Es un juicio personal e individual (2ª Corintios 5:10) 3. NO será juicio para condenación (Romanos 8:1, Juan 5:24, 1ª Juan 4:17) 4. Algunos llorarán de dolor y vergüenza por no haber ganado almas para Cristo. Serán como azotes espirituales (Lucas 12:47-48, Apocalipsis 21:4) 5. Cristo será misericordioso con nosotros y nos lavará de nuestros pecados (Hebreos 10:17) 6. En el Tribunal de Cristo, unos recibirán Coronas y Galardones por sus obras realizadas, otros recibirán pocas, y otros ninguna (1ª Corintios 9:26-27, Romanos 16:10, 2ª Corintios 10:18)

¿CÓMO SE LLEVARÁ A CABO EL TRIBUNAL DE CRISTO? 1. No serán traídos a la memoria los pecados anteriores a la conversión de cada uno (Hebreos 8: 2) 2. Cristo juzgará las intenciones y maneras en que le servimos en la tierra (1ª Corintios 4: 5) 3. El Señor nos dará calificaciones sobre nuestros hechos y de acuerdo a la obra que se haya realizado (1ª Corintios 3:12-13) 4. Para ganarnos (o perder) Galardones y Coronas y para que nuestro nombre sea confesado delante del Padre. Unos recibirán Galardones a los que hayan hecho obras APROBADAS por Dios. Otros perderán Galardones y pasarán por el fuego porque sus obras no fueron aprobadas por Dios, AUNQUE FUERON SALVOS.

EL TRIBUNAL DE CRISTO El primer evento será subdividido en dos secciones: 1. El juicio en sí, 2. y las recompensas (galardón, premio, retribución, remuneración) 1. El Juicio El Tribunal de Cristo es el juicio de las obras del creyente, no de sus pecados. Lucas 21:34–36 indica que el resultado del Rapto será el estar de pie delante del Hijo del Hombre. Este juicio particular que tomará lugar en el Cielo, después del Rapto de la Iglesia, es tratado en tres pasajes. En el primer pasaje, Pablo simplemente apunta que tal juicio tomará lugar. Romanos 14:10–12: Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí toda rodilla se doblará, y toda lengua confesará a Dios. De manera que cada uno de nosotros dará cuenta a Dios de sí.

Pastora Maria de Machuca

 

Reflexión Pastoral 4 de Agosto

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, EL RAPTO.

LA SEGUNDA VENIDA EN RELACIÓN CON EL CUERPO DE CRISTO 1. La resurrección de los muertos en Cristo. 

«Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero» (1ª Tesalonicenses 4:16) La primerísima cosa que sucede en el plan de Dios para el futuro es la resurrección de los muertos en Cristo. Si Cristo no viene, no habrá resurrección; y si no hay resurrección, entonces el hombre será un espíritu eternamente.

2. La transformación de los vivos en Cristo. «He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.» (1ª Corintios 15:51-53) El cristiano no es uno que busca la muerte, sino uno que busca al Vencedor de la muerte. Las palabras, «…no todos dormiremos,» significan que «no todos moriremos.»

¡Qué grandiosa esperanza es esta! ¡Qué aclamación habrá en aquel día! «¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?» (1ª Corintios 15:55) ¿No es una bendición y una palabra de esperanza la posibilidad de que no gustemos la muerte? Nadie, ni los cristianos queremos morir. El cristiano es la única persona que tiene la esperanza de no experimentar la muerte, jamás. Sí, sabemos que las Escrituras dicen que «…está establecido para los hombres que mueran una sola vez» (Hebreos 9:27) El texto no dice que todos los hombres moriremos. Sabemos que la transformación de los hijos de Dios que vivamos y permanezcamos hasta su venida no será la muerte, porque la Biblia dice que «…no todos dormiremos.»

3. El arrebatamiento es para los que están en Cristo. «Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar… en el sentido de que el día del Señor está cerca.» (2ª Tesalonicenses 2:1-2) Este pasaje y la frase «…pero todos seremos transformados» eliminan la posibilidad de un arrebatamiento parcial. El Cuerpo de Cristo entero será arrebatado (llevado arriba). Habrá un rapto y no una rotura de la Iglesia. El Cuerpo de Cristo estará completo en el cielo.

Ningún miembro de su Cuerpo será dejado para pasar por la Tribulación. Algunos dirán, «¿Cómo puede ser esto?» Dios arrebató a Elías sin que éste gustara la muerte, y Él puede trasladar a un millón de personas, o a cien millones a su presencia con la misma facilidad. El arrebatamiento de la Iglesia va a causar una gran separación.

Todos los incrédulos serán dejados aquí para sufrir la Tribulación. Por otra parte, el rapto de la Iglesia va a ser el motivo de una gran reunión.

La Biblia dice, «Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor» (1ª Tesalonicenses 4:17) ¡Qué palabra tan maravillosa es la palabra «juntamente!» Todos nuestros seres queridos en el Señor estarán «juntos» con nosotros para toda la eternidad con Cristo. «Vivamos en este siglo sobrio, justo y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.» (Tito 2:13) 

Pastora María de Machuca   

Reflexión Pastoral 28 de Agosto

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, EL RAPTO.

DIFERENCIA ENTRE RAPTO Y SEGUNDA VENIDA.

8. El Rapto será antes de las Bodas del Cordero (Apocalipsis 19: 7-10) La Segunda Venida será después de las Bodas del Cordero (Apocalipsis 19: 11-15)

9. En el Rapto, Jesús vendrá a recibir a su Iglesia (Juan 14: 1-3; 1ª Tesalonicenses 4: 13-18.) En la Segunda Venida, Jesús vendrá con su Iglesia (1ª Tesalonicenses 3: 13; Apocalipsis 19:14)

10. El Rapto tendrá lugar en un abrir y cerrar de ojos (1ª Corintios 15:52) En la Segunda Venida, Jesús permanecerá para reinar en la tierra (Isaías 9: 6; Jeremías 23: 5-6; Zacarias 14: 9; Oseas 3: 4-5; Mateo 6: 9-13)

11. En el Rapto, Los enemigos de Israel tratarán de destruirlo (Daniel 12: 1; Mateo 24:16; Apocalipsis 12: 13-17) En la Segunda Venida, Jesús destruirá a los enemigos de Israel (Apocalipsis 19: 17-21)

12. En el Rapto, Cristo viene a salva a su iglesia de la ira que será derramada sobre la tierra. (1ª Tesalonicenses 4:13-17; 5:9) En la Segunda Venida, Jesús viene a establecer su juicio sobre los pecadores (Mateo 24:40-41)

13. En el Rapto El mundo es engañado por satanás (2ª Tesalonicenses 2: 3-12) En la segunda venida, satanás es atado para que no pueda engañar (Apocalipsis 20: 1-2) ¡El Rapto es Inminente Podría suceder en cualquier momento! EL RAPTO TENDRÁ DOS ETAPAS, O FASES 1. Cuando venga por sus santos – Rapto. 2- Cuando venga con sus santos- Segunda venida (1) Cuando Cristo venga por sus santos en el aire.

«Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él…» (2ª Tesalonicenses 2:1) 1ª Tesalonicenses 4:13-18; 2ª Corintios 15:20-23.  (2) Cuando Cristo viene con sus santos a la tierra. «De éstos también enfatizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares.» (Judas 1:14) Apocalipsis 19:6-16; Mateo 24:29-30.

ESTAS DOS FASES SON GRANDEMENTE DIFERENTES.

(1) Diferentes en cuanto a carácter.  Venir «por su pueblo» es un acto de amor, más venir «con su pueblo» es un acto de juicio.

(2) Diferentes en cuanto a manera. La primera es secreta, más la segunda es una manifestación

(3) Diferentes en cuanto a lugar. En el rapto, viene «por su pueblo,» y «en el aire» (1ª Tesalonicenses 4:17) En la manifestación, viene «con su pueblo,» y «a la tierra» (Zacarías 14:14)

(4) Diferentes en cuanto a tiempo. Venir «por su pueblo» ocurre antes de la Tribulación (las llamadas «angustias de Jacob») En las Escrituras no se nos dice que observemos las señales que precederán la venida de Cristo por sus santos; sino que, a los hombres se les dice que estén atentos a las señales que habrá antes que El venga con sus santos. compárense: 2ª Tesalonicenses 2:1-3 con Isaías 13:6-9.

(5) Diferentes en cuanto a dispensación. La venida «por sus santos» ocurrirá al principio de la Tribulación; mientras que la venida «con sus santos» ocurrirá al principio del Milenio

(6) Diferentes en cuanto a propósito. La venida «por sus santos» cumple con su promesa de reunir a su pueblo (Juan 14:3) pero la venida «con sus santos,» como hombre de guerra, cumple su promesa de derrocar a sus enemigos (Judas 1:14-15)

(7) Diferentes en cuanto a relación. Venir «por sus santos» habla de la adopción de los hijos de Dios; más venir «con sus santos» habla del momento en que los hijos de Dios serán manifestados al mundo. (Romanos 8:19-23)

Pastora María de Machuca   

Reflexión Pastoral 21 de Agosto

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, EL RAPTO.

QUE DICE LA BIBLIA DEL RAPTO 1ª TESALONISENCES 4: 13-18. Quinto: Los muertos en Cristo resucitarán primero. Esta es la resurrección de los santos que han muerto. La razón por la que ellos no se perderán los beneficios del Rapto es porque ellos serán los primeros en disfrutarlos.

La expresión en Cristo limita la resurrección del tiempo del Rapto a aquellos que fueron bautizados por el Santo Espíritu en el Cuerpo del Mesías, la Iglesia. Así, la resurrección de los santos que han muerto está limitada sólo a los santos de la Iglesia. Los santos del Antiguo Testamento serán resucitados en un tiempo después, de acuerdo al programa profético de Dios.

Sexto: Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, juntamente con ellos seremos arrebatados en las nubes. La resurrección de los santos ya fallecidos, será seguida por la translación de los santos que estén vivos. Sin excepción, todo creyente será removido de esta tierra y será unido con el Señor en los cielos. La palabra griega aquí es que significa “arrebatados”. La raíz de la palabra inglesa viene de la palabra latina, que a su vez equivale a la griega. Los creyentes vivos serán arrebatados y unidos con los que ya murieron.

La séptima etapa será: Para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. El paso final en el evento del Rapto será que los creyentes resucitados y los trasladados vivos, ambos recibirán al Señor en el aire. Enseguida viene la garantía de que los creyentes vivos, que se reunirán con Él en el aire, permanecerán con Cristo y regresarán con Él al Cielo, cumpliéndose así la promesa de Juan 14:1-3. Este pasaje tampoco nos dice el momento del Rapto, sólo nos da la secuencia cronológica de cómo acontecerán los eventos del Rapto. Así que Pablo consuela a los entristecidos creyentes, con la verdad de que los muertos en Cristo no se perderán los beneficios del Rapto; de hecho, ellos serán los primeros en disfrutarlos. Dice en el versículo 18: Por tanto, consolaos unos a otros con estas palabras.

DIFERENCIA ENTRE RAPTO Y SEGUNDA VENIDA La siguiente lista ayuda a comprender las diferencias entre estos dos grandes acontecimientos futuros. Tenga en cuenta que el Rapto ocurre antes del período de tribulación de 7 años; y luego después de los 7 años, sucede la Segunda venida gloriosa de nuestro gran Señor, Rey y Salvador, la cual todo el mundo contemplará… RAPTO Y DÍA DE CRISTO 

1. En el Rapto, Jesús permanecerá en el aire o las nubes (1ª Tesalonicenses 4:17) En la Segunda Venida, Jesús vendrá a la tierra y estará en el Monte de los Olivos (Zacarias 14: 4, 9; Mateo 25: 31-32)

2. En el Rapto, la Iglesia va a encontrarse con Jesús en el aire (1ª Tesalonicenses 4:17) En la Segunda Venida, la Iglesia va a seguir a Jesús en la tierra (Apocalipsis 19:14)

3. El Rapto ocurrirá antes de la tribulación (1ª Tesalonicenses 5:9; Apocalipsis 3:10) En la segunda venida ocurrirá al final de la terrible Gran Tribulación. Apocalipsis 6-19

4. En el Rapto, satanás estará muy activo en la tierra (Apocalipsis 12:12; 13: 2) En la Segunda Venida, satanás será atado y encadenado y echado en el pozo (Apocalipsis 20:1-3)

5. En el Rapto, la paz será quitada de la tierra (Apocalipsis 6: 3-4)En la Segunda Venida, la paz será restaurada en la tierra (Isaías 9: 6)

6. En el Rapto, el Anticristo aparecerá venciendo y para vencer (2ª Tesalonicenses 2: 7-8; Ap.6:1-2) En la Segunda Venida, el Anticristo será echado en el Lago de Fuego (Apocalipsis 19:20)

7. El Período del Rapto vendrá como ladrón en la noche. Sólo los suyos no le verán (1ª Tesalonicenses 4: 13-18 – 1ª Tesalonicenses 5: 2-4) En la Segunda Venida, todo ojo le verá (Apocalipsis 1: 7; Lucas 21:27)

Pastora María de Machuca   

Reflexión Pastoral 31 de Julio

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, APOSTASÍA.

La actitud del siervo de Dios ante estos hombres. Aunque este tipo de hombres iban a aparecer en los postreros días, este estado de depravación moral descrita aquí no sólo era cosa del futuro, sino que ya había empezado a aparecer mientras Timoteo vivía.

Y Pablo le exhorta a que se mantenga alejado de ellos como la única forma para no comprometer la verdad del evangelio.

Notemos que anteriormente el apóstol exhortaba a Timoteo para que se esforzara en corregir con mansedumbre a los que estaban en el error y se oponían a la sana doctrina (2ª Timoteo 2:25) pero estos hombres de los que ahora trata aquí, parecen haber alcanzado un grado de depravación tal que hace inútil cualquier instrucción.

La única opción conveniente es la de evadirlos. Los métodos de los falsos maestros (2ª Timoteo 3:6-9) “Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias. Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. Y de la manera que James y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. Mas no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos.” Después de haber descrito su carácter, ahora va a tratar sobre los métodos que emplean y cuáles son sus víctimas: “Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias”. Sin duda, Pablo está vinculando a estos falsos maestros con los hombres descritos con la anterior lista de vicios.

Como ya hemos visto, a pesar de su depravación moral, estos hombres conservan cierta apariencia de piedad con la que intentan convencer a otros. Y de esta clase de hombres, hay un grupo que son especialmente activos en la búsqueda de seguidores.

1. Los métodos que emplean En cuanto a sus métodos, dice que “se meten en las casas”, es decir, visitan los hogares con el fin de buscar seguidores a los que hacer partícipes de su impiedad. La expresión usada en el original sugiere la idea de “entrar encubiertamente”, como la serpiente que se mueve sigilosamente. A este mismo tipo de hombres y métodos se refiere Judas: (Judas 1:4) “Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.” Son por lo tanto “falsos hermanos introducidos a escondidas” (Gálatas 2: 4)“falsos maestros que introducen encubiertamente herejías destructoras” (2ª Pedro 2: 1) Sus tácticas están caracterizadas por la clandestinidad y el secreto.

2. Las víctimas de sus métodos. Su finalidad era “conseguir el control sobre las mujercillas”. Parece que sus esfuerzos estaban enfocados especialmente a tratar con cierto tipo de mujeres a las que ellos consideran presas más fáciles. Por supuesto, con esto no se debe entender que Pablo pensara que todas las mujeres carecen de prudencia en la esfera moral y doctrinal, pero es cierto que hay mujeres con poca o ninguna estabilidad espiritual, que son especialmente receptivas a este tipo de charlatanes religiosos. A éstas son las que ellos buscaban, y tal vez planeaban sus visitas cuando no estuvieran sus maridos en casa, con el fin de encontrarlas totalmente desprotegidas.

Y como sabemos, estas viejas tácticas siguen siendo empleadas en la actualidad por algunas sectas falsas.

Pastora María de Machuca   

Reflexión Pastoral 24 de Julio

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, APOSTASÍA.

La apostasía venidera. 11. Calumniadores. Literalmente “diablos”. Imitan el carácter del diablo al inventar y arrojar constantes acusaciones malignas contra otros. Con sus calumnias intentan arruinar el prestigio del otro. 12. Intemperantes. Sin dominio propio, no ejercen ningún tipo de control sobre sus deseos y pasiones. Desechan todo tipo de inhibiciones y vergüenza.

No les preocupa lo que los demás puedan pensar de su comportamiento ni las consecuencias que pueda tener. Están a merced de sus bajos instintos. Carentes de todo tipo de disciplina y orden. 13 crueles. Serán salvajes e indómitos, darán rienda suelta a su naturaleza despiadada. Desconocen por completo el concepto de bondad.

Es difícil pensar que esto tenga que ver con personas que profesan la fe cristiana, pero encontramos numerosos casos de ello en la historia. Por ejemplo, el tribunal de la “Santa Inquisición” torturó y mató a miles de personas durante siglos, y las personas que llevaban a cabo aquellos terribles y crueles interrogatorios fueran personas religiosas que se declaraban cristianas y que creían que de ese modo estaban sirviendo a Dios. 14. Aborrecedores de lo bueno. Odian todo lo que sea bueno, ya sean personas buenas, o valores y virtudes buenas.

En realidad, odian lo que deberían amar y aman lo que deberían odiar (Isaías 5:20) 15. Traidores. Personas traicioneras que defraudan toda la confianza que es puesta en ellos. Tenemos un lamentable ejemplo de esto en Judas, “el traidor” (Lucas 6:16) 16. Impetuosos. Literalmente “cayendo hacia adelante”. Son personas que se abalanzan sin pensar en lo que hacen y en las consecuencias que sus hechos tendrán.

Son insensatos, temerarios, irreflexivos, precipitados y no se detienen ante nada ni nadie. Esto se manifiesta en sus obras y también en sus palabras. Nadie puede decirles nada porque ellos lo saben todo. Es todo lo contrario de lo que debe ser el carácter cristiano: “todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse” (Santiago 1:19) 17. Infatuados. Tiene el significado de estar envuelto en humo, nublados, hasta tal punto que no pueden ver más allá de sí mismos.

Personas hinchadas de vanidad que han llegado a tal estado de orgullo y de envanecimiento que su mente ha quedado nublada y entontecida. Tienen un concepto de ellos mismos totalmente desproporcionado e irreal. Esta sería también una característica de los falsos maestros (1ª Timoteo 6:3-4) 18. Amadores de los deleites más que de Dios.

En realidad, no hay ningún tipo de amor hacia Dios. Sólo persiguen sus deseos egoístas e ignoran por completo todas las demandas de Dios. El deseo de comodidad, buena comida, satisfacción sexual y otras indulgencias llenan toda su vida.

Están entregados a sus propios placeres y son controlados por ellos. 19.Tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella”. Resulta curioso que, a pesar de tener un carácter tan impío, sin embargo, no se reconocen como paganos, sino que aparentan profesar el cristianismo. Conservan una forma de religión externa, pero sus hechos demuestran que no hay piedad en sus corazones. Les encantan las expresiones religiosas visibles, pero esta apariencia es lo único que les queda, y se cubren con ella con el fin de que otros los acepten como buenas personas.

Sin embargo, en ellos no se puede apreciar nada del genuino poder transformador del Espíritu Santo. Estos son a los que Pablo se refirió en su carta a Tito: “Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra” (Tito 1:16) Son impostores y farsantes que “vienen vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces” (Mateo 7:15)

Pastora María de Machuca   

Reflexión Pastoral 9 de Julio

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, APOSTASÍA.

Pablo había explicado a Timoteo cuál debería ser su actitud ante el error doctrinal dentro de la iglesia, y ahora pasa a advertirle de que esta oposición a la verdad iba a ir en aumento. Timoteo tenía que ir un paso por delante de los acontecimientos para que éstos no le encontraran desprevenido y así supiera cómo debería reaccionar ante ellos cuando tomara el relevo de Pablo.

En nuestro estudio seguiremos el siguiente esquema: Tema: La apostasía venidera (2ª Timoteo 3:1-9) Una advertencia: “En los postreros días vendrán tiempos peligrosos” (2ª Timoteo 3:1) Las características de los hombres en los días venideros (2ª Timoteo 3:2-5) Los métodos de los falsos enseñadores (2ª Timoteo 3:6-9)

CARACTERISTICAS DE LOS HOMBRES EN LOS ULTIMOS TIEMPOS.

También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres: 1. amadores de sí mismos. 2. avaros 3. vanagloriosos 4. soberbios 5. blasfemos 6. desobedientes a los padres 7. ingratos 8. impíos, 9. sin afecto natural 10. implacables 11. calumniadores 12. Intemperantes 13 crueles 14. aborrecedores de lo bueno 15. traidores 16. impetuosos 17. infatuados 18 amadores de los deleites más que de Dios 19. que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. 

Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias. 

Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; 1. hombres corruptos de entendimiento 2. réprobos en cuanto a la fe. Mas no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos. Pero tú has seguido mí. 1. doctrina 2. Conducta 3. Propósito 4. fe 5. Longanimidad 6. Amor 7. Paciencia 8. Persecuciones 9. padecimientos, como los que me sobrevinieron en Antioquía, en Iconio, en Listra; persecuciones que he sufrido, y de todas me ha librado el Señor. 

Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución; más los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. 10. Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; 11. y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. 

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra. Pablo advierte que los tiempos que vendrían serían “peligrosos”, una palabra que sólo se vuelve a usar en el Nuevo Testamento para referirse a los endemoniados gadarenos que son descritos como “feroces” en gran manera en (Mateo 8:28) En ambos pasajes se percibe el aumento del control y la influencia de Satanás.

1. Hombres amadores de sí mismos. Los hombres dejarán de considerar a Dios como el centro de sus vidas para pensar en ellos mismos. Este cambio del centro de gravedad, es el causante de los desórdenes. Conceptos como la autoestima, el amor propio, el tener una imagen positiva de uno mismo, la autosatisfacción, son vistos por muchos cristianos como la meta a alcanzar.

Con frecuencia se olvida la enseñanza del Señor Jesucristo en cuanto a negarse a uno mismo y tomar la cruz (Mateo 16:24) o las exhortaciones de los apóstoles a no hacer nada por vanagloria, sino que con humildad consideremos al otro como superior a nosotros mismos (Filipenses 2:1-4)

Pastora María de Machuca   

Reflexión Pastoral 3 de Julio

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, APOSTASÍA.

Judas proporciona a los cristianos tres características de la apostasía y de los maestros apóstatas. En primer lugar. Judas dice que la apostasía puede ser sutil. Judas utiliza la frase «han entrado encubiertamente».

En segundo lugar. Judas describe a los apóstatas como «impíos» y como aquellos que usan la gracia de Dios como una licencia para cometer actos injustos. Comenzando con «impíos», Judas enumera dieciocho rasgos poco favorecedores de los apóstatas para que sus lectores puedan identificarlos más fácilmente.

Judas dice que los apóstatas son impíos (4) moralmente pervertidos ( 4) niegan a Cristo (4) mancillan la carne (8) son rebeldes (8) gente que blasfema a los ángeles (8) son ignorantes de Dios (8) proclaman visiones falsas (10) autodestructivos (10) murmuradores (16) criticones (16) andan según sus propios deseos (16) personas que usan palabras arrogantes y adulaciones falsas (6) burladores de Dios (18) los que causan divisiones (19) sensuales (19) y finalmente (y no es de extrañar) carentes del Espíritu/no salvos (19) En tercer lugar.

Judas dice que los apóstatas «niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo» (4) ¿Cómo hacen esto los apóstatas? Pablo nos dice en su carta a Tito: “Todas las cosas son puras para los puros, más para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas. Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra” (Tito 1:15-16) A través de su comportamiento injusto, los apóstatas muestran a su verdadero yo.

A diferencia de un apóstata, un verdadero creyente es alguien que ha sido liberado del pecado a la justicia en Cristo. Con Pablo, preguntan a los apóstatas que promueven el comportamiento libertino: “¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera.

Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?» (Romanos 6:1-2) Pero la falsa enseñanza de los apóstatas muestra también su verdadera naturaleza. Pedro dice, «Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina» (2ª Pedro 2:1) Otro aspecto de los verdaderos creyentes es que han sido liberados de la oscuridad espiritual a la luz (Efesios 5:8) y por lo tanto no negarán las verdades fundamentales de la Escritura. Finalmente, la señal de un apóstata es que eventualmente decae y se aparta de la verdad de la Palabra de Dios y Su justicia.

El apóstol Juan indica que esto es una marca de un creyente falso: «Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros» (1ª Juan 2:19)

CARACTERISTICAS DE LOS HOMBRES EN LOS ULTIMOS TIEMPOS. 2ª Timoteo 3: 1-17. También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres: 1. amadores de sí mismos. 2. avaros 3. vanagloriosos 4. soberbios 5. blasfemos 6. desobedientes a los padres 7. ingratos 8. impíos, 9. sin afecto natural 10. implacables 11. calumniadores 12. intemperantes,13 crueles 14. aborrecedores de lo bueno 15. traidores 16. impetuosos 17. infatuados, 18 amadores de los deleites más que de Dios, 19. que tendrán apariencia de piedad.

Pastora María de Machuca